Continuar a ElVocero.com

A escena juicio federal contra Casellas

Los fiscales Michael Gilfarb y Andy Camacho de la Fiscalía Federal del Sur de la Florida, han anunciado que presentarán 19 testigos contra Casellas
casellas
EL VOCERO / Eric Rojas
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 4:00 am

El juicio en su fondo contra Pablo Casellas, acusado en el foro federal por ofrecer declaraciones falsas se iniciaría hoy, una vez se seleccione a los doce jurados regulares y los dos o tres suplentes que evaluarán la prueba contra el excorredor de seguros.

Un total de 35 personas fueron precualificadas por el juez federal del distrito de Virginia del Oeste Joseph Goowdin el pasado 8 de abril.

Estos deberán comparecer en la mañana de hoy al Tribunal Federal cuando se efectuará el proceso de perentorias. El ministerio público federal tiene derecho a excusar a seis personas y la defensa a 10.

Los fiscales Michael Gilfarb y Andy Camacho de la Fiscalía Federal del Sur de la Florida, han anunciado que presentarán 19 testigos contra Casellas.

Estos son Rafael Díaz Brito, agente de la Policía adscrito al “Task Force” de Crímenes Violentos del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), el policía Ricardo Costales, el examinador de armas del Instituto de Ciencias Forenses (ICF), Carlos Juan del Valle, investigadora del ICF Gisel Enid Rivera Cintrón y el policía Rodolfo González Gutiérrez.

Asimismo, la lista incluye a el presidente del Club Metropolitano de Tiro Francisco González, el abogado Andrés Nevárez González, el agente del FBI Gregory Gruel, el doctor Fermín Hernández Abad, la técnica de computadoras del ICF Julia Hernández Arroyo, el agente del FBI Devin Kowalski, el agente del FBI y líder de la escuadra de Recopilación de Evidencia Rubén Marchand, el policía Abiel Soto, el agente investigador de la Policía José Valentín Ruiz, el paramédico Francisco Velásquez, el fiscal de la región de Bayamón Gustavo Vélez y el custodio de expedientes de la Policía Carlos Bo.

Se indica que 11 de los 17 testigos necesitan la asistencia de un intérprete que traduzca al inglés sus testimonios. –En el tribunal federal todos los procesos son en inglés-.

La defensa y los fiscales estipularon los testimonios de la seróloga Jenny Acevedo, la agente del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), Luis Guzmán Hernández, -paciente de metadona que vio cuando del vehículo Mercedes Benz de Casellas fue lanzada en la avenida Santa Ana la pistola Five Seven –arma homicida-, que el acusado alegó le fue robada durante el “carjacking”, la patóloga del ICF Rosa Rodríguez Castillo y  Carmen Tirada Neris. De igual forma, se estipuló como evidencia las grabaciones de las cámaras de seguridad de la urbanización Tierralta III y los videos de la ATH del Banco Santander en el centro comercial de Torrimar en Guaynabo.

De igual forma, testificarán el especialista en información visual del laboratorio del FBI Jacob Cabelli y el examinador forense Kelvin Morales.

Casellas es representado por Francisco Rebollo,.

El hijo del juez federal Salvador Casellas fue encontrado culpable por un jurado el pasado 21 de enero por el asesinato de su esposa Carmen Paredes, ocurrido el 14 de julio de 2012.

También fue encontrado culpable por violaciones a la Ley de Armas, destrucción de evidencia y mentir sobre la comisión de un delito “carjacking”. Este fue sentenciado por el juez del Tribunal de Bayamón José Ramírez Lluch a 109 años de cárcel.

El  10 de abril de 2013 Casellas fue acusado por un Gran Jurado por tres cargos por presuntamente ofrecer declaraciones falsas a los agents del FBI en relación al “carjacking”.El pliego acusatorio alega que Casellas  “a sabiendas y voluntariamente hizo declaraciones y representaciones falsas, fraudulentas y ficticias” a agentes del FBI de que el 17 de junio de 2012 fue al club de tiro a practicar, “cuando en verdad no fue a practicar tiro al blanco, sino para crear la falsa impresión de que fue víctima de un crimen”.

Asimismo, la acusación indica que el 17 de junio de 2012 agentes de ley y orden de la Policía de Puerto Rico acudieron a una alegada escena de un crimen cercano al Club Metropolitano de Tiro en Toa Baja, en donde Casellas había reportado ser víctima de un crimen.

De igual forma, alega que  el 17 de junio del 2012 el acusado informó a los agentes estatales que mientras manejaba por el polígono de tiro para disparar unos asaltantes desconocidos le dispararon por la parte posterior de su vehículo, lo que lo obligó a detenerse. Los asaltantes, quienes le apuntaban con un arma lo forzaron a moverse al asiento del pasajero,  le dispararon en el brazo, que escapó a través de la ventana que tenía los cristales rotos y que se escondió de los asaltantes. Casellas dijo que se escondió de los asaltantes.

Casellas indicó a los agentes federales que mientras se mantuvo oculto vio que los asaltantes se llevaron su vehículo (Acura) y posteriormente reportó que los asaltantes le robaron dos armas de fuego del baúl.

El FBI acudió a la escena debido a que el “carjacking” es un delito de jurisdicción federal. El 18 de junio los alguaciles federales entrevistaron a Casellas en su residencia y sostuvo que fue víctima de un crimen.

En el foro estatal Casellas resultó culpable por el asesinato de su esposa Carmen Paredes en hechos ocurridos el 14 de julio de 2012 en la residencia de la pareja en la urbanización Tierralta III en Guaynabo.

Asimismo, fue encontrado culpable por violaciones a la Ley de Armas, destrucción de evidencia y de mentir sobre la comisión de un delito.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir