A punto de impago la AEE, según Fitch Ratings

Degrada sus bonos hasta el nivel chatarra y los coloca en vigilancia negativa
vr0303004-30pC-AEE
EL VOCERO/Agustín Santiago
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 4:57 pm

La agencia clasificadora de crédito Fitch Ratings redujo el crédito a chatarra para unos $8.7 mil millones en bonos de ingresos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de BB+ a BB, lo que significa que está en riesgo de impago y colocó a la corporación pública en vigilancia negativa.

En su informe, Fitch explicó que la degradación refleja el aumento en su preocupación sobre la capacidad de la AEE para gestionar la liquidez necesaria a corto plazo. Esto, ante la cercana maduración en líneas de crédito bancarias y los pagos requeridos en préstamos para julio y agosto de 2014.

Adelantó que deberán resolver la vigilancia negativa en los próximos meses, lo que podría conllevar una nueva degradación.

Fitch recordó que los bonos de la AEE están garantizados por los ingresos netos del sistema eléctrico, cuyas finanzas son cuestionadas, ya que su liquidez se ha reducido más de lo previsto. Al presente están al pendiente la maduración de una línea de crédito de $250 millones y el vencimiento de otra línea de crédito por $550 millones.

La nueva degradación llega en momentos cuando se discute en Puerto Rico, por los sindicados que representan a las corporaciones públicas, la posibilidad de un paro laboral ante la legislación propuesta para propiciar recortes en beneficios ante la crisis económica.

En febrero pasado, la agencia Moody’s había degradado los bonos de la AEE ante la estrechez económica de la Isla y la baja poblacional que incide sobre la clientela de la agencia y sus recaudos por venta del servicio.

Se explicó que durante los 10 meses que terminaron el 30 de abril 2014, la AEE informó ganancias antes de depreciación de $645 millones y una pérdida neta de $204 millones. “Aunque las cifras han mejorado ligeramente respecto al ejercicio de 2013, ambos están por debajo del presupuesto, debido, en parte, a la tendencia a la baja en las ventas de energía. Los debates recientes de un aumento de la tarifa son positivas y necesarias para estabilizar las operaciones, pero la voluntad política para un aumento y el momento siguen siendo inciertas”, destacó Fitch.

 

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir