A un año de la muerte de Chávez

Un año después de la muerte del popular exmandatario por un cáncer en su área pélvica, el culto y fervor por su imagen permanece intacto
Venezuela Chavez Coup_EL V.jpg
Por AP 3:19 pm

CARACAS, Venezuela (AP) — Con mucho trabajo una vez al mes Félida Mora viaja en transporte público desde la ciudad de Los Teques a Caracas, en un trayecto de 32 kilómetros, con el único objetivo de orar en la improvisada “Capilla Santo Hugo Chávez”, construida en el populoso barrio 23 de enero.

El ex presidente Chávez “para mí fue algo grande; lo he llorado mucho, más que a mi familia”, dice Mora, ama de casa de más de 60 años, luego de orar en esta pequeña capilla de madera y techo de zinc. “Mi mamá, que Dios la tenga en la gloria, se murió y yo lloré los primeros días como todo, pero nunca como a él”.

Mora, residente de la capital del estado Mirando y bastión de la oposición, dice que nunca recibió ningún beneficio directo de los programas sociales de Chávez y, sin embargo, “le pido a Dios y a la Virgen que me lo cuiden”.

Un año después de la muerte del popular ex mandatario por un cáncer en su área pélvica, el culto y fervor por su imagen permanece intacto y, tal vez, con una presencia inmortalizada en este país sudamericano de 29 millones de habitantes.

El gobierno utiliza de manera constante la imagen y los discursos del ex mandatario en sus campañas propagandísticas, en un país que en el último mes ha vivido una ola de protestas convocadas por grupos opositores, estudiantes y la clase media en general en contra de la galopante inflación, la rampante inseguridad y la escasez de productos básicos como papel higiénico, alimentos, medicamentos y tratamientos para combatir enfermedades.

Se trata de la primera crisis que enfrenta el presidente Nicolás Maduro, quien en 2013 sucedió a Chávez en la presidencia y encabeza un gobierno regido bajo los autodenominados principios del socialismo en la llamada “Revolución Bolivariana” de factura del ex jefe de estado.

Los retratos de Chávez en el campo, con los militares, con los niños o con ancianos son fáciles de encontrar en cualquier rincón del país.

“Chávez, corazón de mi patria”, se lee en un mural que luce fresco, como recién hecho, con la figura de un corazón pintado con los colores patrios en diferentes ciudades del país o en vallas. El rostro de Chávez también se encuentra en murales modernistas cerca del complejo de Bellas Artes, en Caracas, con sombrero campesino o luciendo su boina militar.

La voz del ex gobernante se escucha todos los días, ya sea interpretando el himno nacional a las 06.00 de la mañana en la televisora estatal al tiempo que su programa de televisión, “Aló presidente”, es repetido los fines de semana, en la misma cadena, a diferentes horas del día.

Incluso la Guardia Nacional ha utilizado grabaciones del ex mandatario en declamaciones poéticas musicalizadas a gran volumen.

La Guardia Nacional ha reprimido con bombas lacrimógenas las pedradas y bombas caseras que los manifestantes les arrojan en las jornadas de protesta en contra del gobierno de Maduro.

Mientras un par de miles de opositores realizaban el martes una marcha en memoria de las personas que han muerto durante las protestas antigubernamentales de las últimas cuatro semanas, varios seguidores del ex mandatario, como Mora, acudían a la “Capilla Santo Hugo Chávez”, ubicada cerca del mausoleo donde reposan restos del expresidente.

Brigadas de trabajadores de la petrolera estatal PDVSA pintaban y remozaba el exterior del mausoleo para recibir a los visitantes que rendirán honores a Chávez a partir del miércoles, cuando se cumple un año de su muerte.

AP

The Associated Press o AP es una agencia de noticias de Estados Unidos fundada en 1846. Es una cooperativa propiedad de sus periódicos, y estaciones de radio y televisión contribuyentes en Estados Unidos, que tanto aportan historias como utilizan el material escrito por la misma. El servicio de la agencia se produce en cinco idiomas: inglés, alemán, holandés, francés y español.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir