Acertada cena ‘Sip & Savor’

  Fue el 7 de mayo de este año que  Mario Pagán, chef puertorriqueño dueño del restaurante Lemo Grass en el hotel Caribe Hilton y co dueño del restaurante Laurel en el Museo de Arte de Puerto Rico,  fue invitado a cocinar en la Casa James Beard en Greenwich Village, Nueva York. Para los chefs...
VSG0820028c RONBarmans2
Por Yaira Solís Escudero, EL VOCERO 4:00 am

 

Fue el 7 de mayo de este año que  Mario Pagán, chef puertorriqueño dueño del restaurante Lemo Grass en el hotel Caribe Hilton y co dueño del restaurante Laurel en el Museo de Arte de Puerto Rico,  fue invitado a cocinar en la Casa James Beard en Greenwich Village, Nueva York. Para los chefs es un honor cocinar en  este  legendario templo culinario. En dicha ocasión Pagán presentó  la cena “Sip & Savor Puerto Rico” junto a rones Don Q, de la Familia Serrallés. Cena que tuvo a bien presentar en Laurel el pasado 7 de agosto.

Recordemos que La Casa James Beard lleva el nombre del chef que la fundó en 1955 como The James Beard Cooking School. Nacido en Portland, Oregón, Estados Unidos, Beard  fue el primer chef en realizar, en 1945, un programa de cocina en Estados Unidos. El mismo fue presentado como exhibición de arte gastronómico. En esta Casa también donde los archifamosos Julia Child y Craig Claiborne (precursores del “buen comer americano”), se convirtieron en chef profesionales. Asimismo, Beard abogaba por platillos simples y nacionales. Además de cocinero, Beard escribió más de 20 recetarios, incluyendo una de las primeras obras serias sobre cocina al aire libre. James Beard’s American Cookery de 1972 y Beard on Bread de 1973, fueron dos de sus recetarios más conocidos alrededor del mundo.

La velada inició con el ingenio del dúo de “mixólogos” Josh Harris y Scott Barid, The Bon Vivants. Elaboraron una serie de cocteles con rones DonQ de alta gama, especialmente su visión de la Piña Colada. El menú “Sip & Savor” estuvo espectacular. Las presentaciones muy delicadas y en balance, cuan pequeñas obras de arte para el paladar. Los sabores presentados en cada uno de sus platos estuvieron bien definidos. ¡Sorprendentes! fueron la sopa de chayote con espuma de parmesano y ‘coriander’, la complejidad de la simpleza, que también quedó representada en el tercer plato, un ‘terrine’ de conejo con ‘escargots’, infusión de salvia y espolvoreado con ralladura de plátano. El granité de maví y lima con un toque de jengibre fue muy acertado para preparar el paladar para lo que llegaría después, cordero ‘confit’ con apio y bizcochito de apio y reducción de vino tinto de Rioja ¡deleite en boca sin duda! Como era de esperarse en una cena de cinco platos, llegó el turno del postre, tres pequeños caprichos para complacer el gusto particular de quien los degustó: “Crème Brûleé de guineo, pasas y ron; Cheesecake de queso de cabra y ‘nougatine’ y glace de guayaba; y Bienmesabe ‘financier’ con helado de chocolate. Nada, una cena memorable.

 

 

Yaira Solís Escudero, EL VOCERO

Editora de Revistas & Suplementos Comerciales en El Vocero de Puerto Rico. Es egresada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico y tiene más de dos décadas de quehacer periodístico, en medios impresos locales e internacionales. Bloguera especializada en temas gastronómicos en depaladar.wordpress.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir