Continuar a ElVocero.com

Acusada una empleada por entrar datos fatulos

La acusada fue identificada como Rosa María Hernández Rosario empleada del CESCO Metropolitano
fbi3.jpg
Por Miguel Rivera Puig, EL VOCERO 4:05 am

Las intervenciones de las autoridades estatales y federales contra empleados y funcionarios de los Centros de Servicios al Conductor (CESCO), llevan alrededor de una década, en la que se han denunciado continuos traqueteos con la inscripción de vehículos hurtados, falsificación de licencias y cancelaciones de multas, entre otros delitos.

El miércoles, en víspera de la masiva intervención de agentes del FBI que allanaron nueve de las 14 oficinas del Centro de Servicios al Conductor (CESCO) y dos negocios de gestoría, una empleada de esa agencia había sido acusada por entrar datos falsos al sistema, violando la Ley 8 de protección vehicular.

La acusada fue identificada como Rosa María Hernández Rosario empleada del CESCO Metropolitano. El parte de Prensa que dio la Policía no ofrece mayores detalles, de cómo fue la transacción que realizó.

El agente Milton Morales, de la División de Vehículos Hurtados de San Juan realizó la investigación y la jueza Karen Álvarez determinó causa para arresto señalándole una fianza de $10 mil, la que prestó.

Una de esas intervenciones fue realizada por las autoridades federales que arrestaron a cuatro individuos por tramitar licencias de conducir fraudulentas a indocumentados en el CESCO de Carolina. En esa ocasión de alegó que los imputados cobraban entre $375 a $800, dependiendo si eran licencias con el antiguo formato o las nuevas digitalizadas.

En mayo del 2011 se radicaron denuncias de apropiación ilegal de fondos públicos, certificación falsa de documentos y soborno contra Juan Arroyo Ríos, quien fungía como oficial de custodia en la cárcel de Guerrero, su esposa Mabel Pérez Siberio y Evelyn Padilla Rosa, ambas funcionarias del CESCO de Aguadilla.

Se alegó que cobraban dinero por borrar multas del sistema. El 16 de noviembre del 2006 el entonces secretario de Justicia, Roberto J. Sánchez Ramos y el Director Interino del Negociado de Investigaciones (NIE), Fiscal Luis Ríos, informaron el arresto de cuatro empleados del CESCO, en Fajardo, alegándose el hurto de marbetes y la cancelaciones de multas a personas particulares y familiares.

Sánchez Ramos sentenció que “casos como este continuarán investigándose en nuestra agencia con el propósito de hacer valer las leyes que cobijan los derechos de nuestros ciudadanos y promueven la sana administración pública”.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir