Adictos al Internet

Los adultos deben establecer controles en los menores, sobre todo con la proliferación de las redes sociales y la accesibilidad de los teléfonos móviles.
INTERNET.jpg
Foto suministrada
Por Jorge Rodríguez, EL VOCERO 4:00 am

La Dra. Leslie Hernández Montañez, directora de la clínica ADAP Psychology de la ciudad Bayamón, relata un caso reciente de una paciente de nueve años de edad, que entró a sitios de adultos por Internet, creando perfiles entre distintos usuarios, utilizando la foto de su mamá.

Comenzó entonces, a tener conversaciones con hombres y otros adultos de intimidades y temas sexuales, cosa que no pudo manejar. La niña tuvo estos espacios abiertos durante varias semanas, olvidó incluso su clave de entrada; y se le dificultó borrar la página hasta que sus padres se enteraron.

El caso que no es ajeno a lo que se reporta en la prensa diaria, donde se han realizado coberturas de incidentes similares con menos suerte, con otras chicas menores de edad que se han dado cita con sus entrevistados, que incluso al día de hoy, no han aparecido. Ocurre igual con los pedófilos quienes buscan incesantemente en secreto a sus víctimas dentro de esta misma grey sin que nadie se entere.

Hernández establece que los adelantos tecnológicos y cada vez más cambiantes de la Internet, además de beneficiar los cientos de millones de usuarios que la utilizan alrededor del mundo, se ha convertido después de la telefonía móvil, en una herramienta de investigación necesaria. Mas, es menester, incluir en su manejo una adquisición de conductas y estilos de vida satisfactorios para trabajar con el uso problemático de este medio que puede llevar a la adicción.

“La adicción al Internet surge cuando las personas que emplean demasiado tiempo navegando, generan un estado de excitación cuyos resultados serán pocas horas de sueño, hiporexia durante largos periodos y poca actividad física, con lo cual desencadenarán problemas de salud física y mental”, explicó Hernández.

“Estos usuarios tienen una dependencia psicológica caracterizada por un malestar cuando la persona no está en línea y niegan su problemática. El concepto de adicción al Internet se ha caracterizado de manera similar al del juego patológico con algunas similitudes con el trastorno por abuso de sustancias, con incremento en el uso, fracasos en disminuirlo y continuación de la conducta a pesar de los problemas que esto pueda llevar”, añadió.

En el caso de esta clínica, cada vez más se reciben casos de preadolescentes teniendo problemas con las redes sociales. Hernández describió a la niña de nueve años como una con muy baja estima, pocas relaciones interpersonales, poca confianza con sus cuidadores, pobres destrezas sociales y con sentimientos de culpa.

“Ella se enfrentó a un mundo con el cual no estaba preparada y eso se está haciendo más común. Lo importante es que se entienda el uso que se le está dando a la redes sociales y darle los controles que debemos tener como adultos”, opinó la experta.

“El control lo tenemos que tener sobre los hijos cuando le damos algún tipo de tecnología y crear un compromiso con nosotros mismos que sea balanceado. Los traen a la clínica para modificación de conducta pero son los padres quienes establecen las reglas de uso, el horario a seguir, información de las páginas y monitoreo”, agregó.

Para mayor información, escribir a adappsychology@gmail.com.

Jorge Rodríguez, EL VOCERO

Laureado periodista reportando por más de dos décadas en EL VOCERO sobre los eventos de arte y cultura de Puerto Rico y el mundo.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir