Continuar a ElVocero.com

Agradecida de su continuo aprendizaje

“Los actores nunca terminamos de estudiar porque representamos la vida y la vida evoluciona”- Luz María Rondón
LuzMaría1
EL VOCERO / Eric Rojas
Por Yomaris Rodríguez, EL VOCERO 4:00 am

¡Qué no se podría decir de la primerísima actriz Luz María Rondón! El papel no daría abasto, pues de sus recién cumplidos 81 años, 56 los ha dedicado a la actuación y la educación, tiempo en el cual ha hecho innumerables obras de teatro, películas, novelas y, lo más importante, le faltan muchas cosas por hacer.
Su humor es envidiable al igual su ímpetu por desarrollar con maestría cada personaje y así lo impartía en la academia de arte dramático que mantuvo por 10 años junto a Herman O’Neill.
“Los actores nunca terminamos de estudiar porque representamos la vida y la vida evoluciona; tenemos que estar en continuo aprendizaje. Todavía me quedan cosas por hacer porque cuando dices que estás realizada es que has hecho todo y estás por morir”, manifestó Luz María.
Desde hoy viernes, 4 de abril al domingo 13, protagonizará la comedia de asuntos serios ‘Gatagarata’, de Adriana Pantoja, en el Centro de Bellas Artes de Santurce. Su personaje es ‘Soledad’, nombre que representa el estado en que vive: sola con un perro y tres gatos, y abandonada por su hijo. La obra contará con intérprete de lenguaje de señas y el 6 de abril habrá una función audio descrita para ciegos.
“Me da mucha pena el personaje, pero como tengo que interpretarla sin cogerme pena es un juego de emociones. Al perro le da con maullar, es una comedia pero de temas bien serios. Los puertorriqueños tenemos ese don de reírnos de nuestras desgracias. Estoy agradecida de la vida que a mi edad siempre estoy aprendiendo porque cada personaje y proyecto es una experiencia nueva. Tienes que crear ese personaje para bien o para mal”, puntualizó.
Luz María vive sola, pero a diferencia de ‘Soledad’ tiene compañía continua con sus dos hijos, cuatro nietos y cuatro bisnietos. Cuando no está actuando o preparando estudiantes para competencias de oratoria se desvive por ellos.
“Vivo conmigo y con Dios. El que se lamenta que se siente solo es porque no aprendido a vivir consigo mismo. En Puerto Rico hay muchas cosas convulsionadas, sí hay programas para ancianos pero no dan abasto y hay muchos solos. Se gasta dinero en otras cosas que no son las más importantes, que se pueden prescindir de ellas y no de la vida tranquila de un anciano”, afirmó.
En ocasiones ha tenido dos y tres obras simultáneas. De la larga lista de sus personajes, le gustaría repetir, si pudiera darle atrás al tiempo porque ya no tiene la edad para hacerlo, el monólogo ‘Los ángeles se han fatigado’, de Luis Rafael Sánchez, que hizo por tres años y la marcó; además de ‘Doña Delia’, de ‘Texteo del cielo’, monólogo de Juan Antonio Ramos, en el que visita la iglesia diariamente “y le dice a Dios lo que tiene que hacer”. De los clásicos ha hecho todas las mujeres de ‘La casa de Bernarda Alba’, menos a ‘Bernarda’ por su baja estatura y “aunque actoralmente podría darlo porque tengo fuerza en escena, físicamente no porque tiene que ser más grande que sus hijas. Uno tiene que saber sus limitaciones, no puedo hacer todos los personajes”.
Finalmente, apoya la enmienda a la ‘Ley de Descuentos para Envejecientes’.
“Soy una de las que me beneficio porque si voy al teatro pago $3 de servicio. Pero no estoy de acuerdo porque sé lo que cuesta una producción, el productor se perjudica y por lo tanto los actores. No es que le quiten el beneficio a la persona mayor, pero se podrían hacer arreglos. Revisar la ley es mandatorio, ojalá el gobierno que tenemos se dé cuenta y lo haga”, instó.

Yomaris Rodríguez, EL VOCERO

Periodista con 16 años de experiencia en radio, revistas y prensa escrita. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir