Alquilan o regresan a casa de los padres

Esa es la tendencia mientras se aprieta el bolsillo de los puertorriqueños
alquila60p
Suministrada.
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 4:00 am

El bolsillo de los puertorriqueños está tan comprometido que para algunos ni siquiera la alternativa de  alquilar un lugar para vivir está dentro de sus posibilidades y en el mejor de los casos, la opción es el regreso a la casa familiar de los padres.

Esta realidad, que ha disparado la ejecución de hipotecas de familias que ya no pueden pagarlas, también alcanza a las viviendas para alquiler, segmento en el cual se ha registrado una demanda particular con más personas pero las cuales buscan un precio por debajo de los $500 y que les incluya el gasto de las utilidades.

Por lo tanto, ya no solo se cuentan casas deshabitadas o abandonadas en comunidades, edificios y urbanizaciones, sino que las disponibles para alquiler en ocasiones necesitan de más tiempo para ser ocupadas, según expertos en el mercado.

Ivette Pasarell, presidenta de la Asociación de Arrendadores de Bienes Raíces de Puerto Rico, dijo que ante la baja en ingresos por la reducción de salarios, la pérdida de empleos o las jornadas a tiempo parcial (y sin contar los que abandonan la Isla), el regateo se ha convertido en la orden del día.

“Los últimos siete meses, por mi experiencia y según he hablado con socios de la asociación, se está tardando mucho más en alquilar una vivienda. Toma  a veces un año y un año y medio”, sentenció Pasarell, con 25 años de experiencia en el sector de los bienes raíces. “Estamos volviendo a los años 50. Ahora es me voy con papi y mami otra vez porque no puedo pagar ni un alquiler. Es increíble”.

Como el dinero le rinde menos a los consumidores, explicó que además de los hijos casados y con niños, igualmente se nota el inicio de la tendencia para regresar a la casa de los padres en el segmento de los jóvenes entre 25 y 35 años. En estos casos, explicó que como los jóvenes les gusta gastar más en ropa, salir a comer y divertirse, prefiere destinar el dinero a estas prioridades y no al alquiler o compra de vivienda.

Para Milton Serrano Lebrón, de Reality Realty, la dinámica es que hay mucha vivienda disponible y personas que optan por el alquiler pero a precios bajos, en todos los segmentos. Inclusive los de casas de alto valor prefieren alquilarlas para evitar afectar sus finanzas y prefieren alquilar en áreas exclusivas a un precio más barato.

Serrano Lebrón indicó que la gran demanda son los “walk-up” por el precio. Sin embargo, reconoció que los arrendatarios tienen que ser más flexible si quieren mover su inventario.

Por el lado de propiedades comerciales, Serrano Lebrón que hay muchos espacios vacíos y en general se ha reducido el precio por pie cuadrado. “Hay mucha competencia por los cierres de negocios y las empresas han reducido el espacio que utilizan para reducir gastos”, explicó.

Mientras tanto, el Comisionado de Instituciones Financieras, Rafael Blanco, confirmó que las ejecuciones hipotecarias se dispararon en abril  (la cifra más actual) con 689 casos, la cifra más alta para cualquier mes. Esto es dramático porque desde que empezó el 2014 los números se habían mantenido por debajo de las cifras del año anterior. En abril 2013 hubo 457 casos. Hasta la fecha (año fiscal 2013-2014) se han ejecutado 6,543 viviendas.

En enero hubo 225 ejecuciones, en febrero 306 y en marzo 291. En 2013 para los mismos meses fueron 343, 387 y 501, respectivamente.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir