Alto el costo procesal de la emisión

Las partidas principales en términos de costos de la emisión estarán dirigidas a Barclays, que fungirá como administrador del libro de la oferta y será el líder del sindicato de bancos.
IMG_5948
EL VOCERO / Archivo
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 9:17 am

La emisión de $3,500 millones que realizará el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) le significará altos costos procesales al gobierno de Puerto Rico por lo cual la cantidad que finalmente llegará a la caja del banco del estado será particularmente menor a lo que se consiga traficar en el mercado de bonos especulativos.

Entre los costos de la transacción sobresalen las comisiones de los bancos líderes en la colocación de los bonos, los honorarios de los distintos bufetes de abogados que realizan diferentes gestiones, y los cargos por intereses correspondientes al trámite del pago de los bonistas al gobierno, entre otros pagos que representan cientos de millones de dólares que se les descuentan a la suma total que se logre traficar. Así lo explicaron dos especialistas consultados por este diario y quienes prefirieron no se divulgarán sus nombres.

Los analistas de mercado coincidieron en que la complejidad de la anunciada emisión del BGF estriba en la parte estructural de la transacción y no en la cantidad de $3,500 millones. Es así porque al haber una declaración de crédito a nivel de chatarra y la emisión estar dirigida a compradores como los denominados ¨hedge funds¨, estos buscan altas garantías y requieren de mayor información y ¨transparencia¨ en la divulgación que realice el gobierno del Estado Libre Asociado (ELA) y eso también encarece el proceso.

Las partidas principales en términos de costos de la emisión estarán dirigidas a Barclays, que fungirá como administrador del libro de la oferta y será el líder del sindicato de bancos. Mientras, igualmente recibirán una tajada considerable por su gestión Morgan Stanley y RBC Capital Markets, como coadministradores principales de la emisión. Se espera que cerca de 20 instituciones financieras participen en la colocación.

Entre los costos principales está el denominado ¨underwriters discount¨ o descuento de suscriptor lo cual varía según el crédito del emisor y el vencimiento de la deuda. Como el ELA está en nivel chatarra y la deuda será de largo término ¨este cargo será considerablemente más costoso¨, indicó uno de los entrevistados.

Por el lado de los costos legales se detallan los cargos de los abogados de las firmas que tramitan la emisión, los cargos de los abogados que representan al gobierno de Puerto Rico y una tercera firma de abogados que se encarga de verificar el cumplimiento con las divulgaciones legales vigentes.

Uno de los especialistas consultados señaló que ante una emisión tan alta, aunque los cargos de honorarios se hacen mediante una fórmula, esta vez debe tramitarse mediante acuerdo entre las partes lo cual resulta un poco menos oneroso.

Un costo que también se incluye son los ¨misceláneos¨, que se refieren a lo que cuestan las impresiones y otros gastos.

Una vez se realiza la emisión, el BGF también debe costear los intereses del llamado ¨day loan¨. Por ejemplo, Barclays le entrega al ELA el dinero de la emisión, pero como todavía no lo ha recibido de los bonistas, pues debe conseguirlo prestado y eso acumula intereses incidentales.

Aunque se ha hablado sobre los altos gastos en asegurar la deuda, esto -según explicaron- no siempre ocurre con cantidades tan altas y en condiciones como las actuales. Por lo tanto, depende de cuánta confianza genere la transacción y el nivel de rendimiento alcanzado, para determinar si se exigen seguros o no.

En cuanto al tiempo que le tomará al gobierno recibir el producto de la emisión, generalmente el proceso desde el día del ¨pricing¨ o colocación hasta el cierre, deben transcurrir dos semanas o un poco más.

Es importante destacar que si en ese tiempo surge información o noticias negativas, como otra degradación o asuntos nuevos sobre las finanzas del ELA ¨que alteren los términos de la emisión, entonces los bonistas pueden retirar su oferta¨, indicó uno de los entrevistados.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir