Continuar a ElVocero.com

Amanece el FBI en casa de Ana Cacho

Desde que el FBI comenzó en septiembre a "colaborar" en la pesquisa, las autoridades estatales se han mantenido ajenas a los progresos de la misma
Ana Cacho foto: Sebastian Marquez Velez
EL VOCERO / Archivo
Por Miguel Rivera Puig, EL VOCERO 4:03 am

Los agentes del FBI acompañados por un agente de la División de Homicidios del CIC de Bayamón, que fue destacado a esa agencia federal el año pasado, llegaron en la mañana de ayer a la residencia en la urbanización Dorado de Mar donde el 9 de marzo del 2010 fue asesinado el niño Lorenzo González Cacho, para recrear la escena.

Desde que Lorenzo fue asesinado se han realizado múltiples recreaciones de la escena en las había participado el Instituto de Ciencias Forenses. El FBI también había participado de la pesquisa, la que después quedó en manos de las autoridades. El 13 de septiembre del 2013 el entonces secretario de Justicia Luis Sánchez Betances corroboró a EL VOCERO que el FBI había vuelto al caso por tercera ocasión.

Desde que el FBI comenzó en septiembre a “colaborar” en la pesquisa, las autoridades estatales se han mantenido ajenas a los progresos de la misma. La semana pasada se supo que los federales habían llevado a Ciencias Forenses varias muestras de material genético que están siendo analizadas para corroborar la presencia de varias personas en la casa el día de los hechos.

La madre del niño Ana Cacho, al ocurrir el hecho, alegó que el menor se había caído de la cama. La autopsia reveló un fuerte golpe en la cabeza y heridas punzantes en la cara.

Vecinos de Dorado del Mar señalaron que desde la semana pasada habían visto agentes vestidos de civil vigilando la casa. El pasado viernes el FBI le informó al Departamento de Justicia y a la Policía, que acudirían en la mañana del domingo a recrear la escena.

La licenciada Sharon González, abogada de Ana Cacho también fue informada el viernes y no hubo objeción a que los agentes entraran a la vivienda.

El pasado septiembre y a preguntas de EL VOCERO Sánchez Betances rechazó que una de las pesquisas del FBI hubiera estado enfocada en el deambulante Luis Gustavo Rivera Seijo, apodado “El Manco” como sospechoso del asesinato. Según Sánchez Betances el FBI había estado indagando sobre una posible violación de derechos civiles, de la que no abundó.

Peritos del FBI comenzaron a analizar el año pasado todas las pruebas y sus resultados que han sido realizadas por el Instituto de Ciencias Forenses (ICF), principalmente las del patrón de las manchas de sangre halladas en la escena.

También se han entrevistado a numerosos testigos y Ana Cacho, declara sospechosa, fue invitada a una prueba de polígrafo.

Sin embargo, en noviembre y después de haber dicho en reiteradas ocasiones que quería enfrentarse al detector de mentiras Ana Cacho no acudió a la cita con el FBI.

Varios oficiales y agentes de la Policía se unieron a la labor que realizaban los agentes del FBI ayer, varias horas después de que llegaran a la casa de Ana Cacho.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir