Apta para el consumo

No empece a los miles de peces muertos en el embalse La Plata, la AAA garantizó que el agua no está contaminada
Peces Muertos
Agustín Santiago/EL VOCERO
Por Maricarmen Rivera Sánchez, EL VOCERO 4:10 am

La mortandad de peces en el lago La Plata no ha afectado la calidad del agua, según aseguró el director de la región metro de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Javier Rivera Williams.

Según dijo, tanto el lunes como el martes la AAA y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) monitorearon el área y removieron los peces muertos, precisamente para evitar que contaminen el agua que llega al embalse de La Plata.

Rivera Williams aseguró que la situación ni siquiera ha provocado que se cambie la formulación de químicos que se inyectan al agua para hacerla potable.

“Todavía no ha sido necesario ser agresivos con la dosificación porque lo que ha llegado del río lo hemos podido manejar sin ningún problema”, dijo Rivera Williams.

Tras el paso de la tormenta Bertha se registró una alta mortandad de peces en el río La Plata. El DRNA explicó entonces que la muerte de estos peces, en su mayoría sardinas, se debía a los bajos niveles de oxígeno en el agua producto en parte de la materia orgánica que llegó al río con las escorrentías tras la tormenta.

“En La Plata ese cambio ocurrió y esa diferencia que hubo entre la baja de niveles de oxígeno aparentemente afectó lo que representa esa calidad del agua en cuanto a oxígeno, no para efectos de la Autoridad, sino para efectos de la vida silvestre”, dijo Rivera Williams.

Admitió que, de no recogerse estos peces, la descomposición podría afectar la calidad del agua potable y obligaría a la AAA a variar la docificación de químicos en la planta.

“Hoy hemos podido manejar la situación porque el tiempo que ha transcurrido entre la mortandad y cuando los retiramos, no ha pasado un tiempo que haya mucha descomposición”, dijo el funcionario. “Estoy seguro que, de no haber sido proactivos y no haber tomado medidas de removerlos, eso iba a tener un impacto y hubiera requerido que cambiáramos la composición de químicos. Eso no ha tenido que suceder”.

Aseguró que con la sequía y los altos niveles de manganeso reportados hace varias semanas en el embalse de La Plata, el monitoreo de la calidad del agua ha sido continuo.

“Cada hora se toman muestras de distintas profundidades para hacer los cálculos y corregir cualquier dosificación para evitar que el agua salga amarilla”, dijo.

No descartó que se pongan sistemas para airear el agua, lo que evitaría la reducción de oxígeno en el río y mejoraría la calidad de agua en el embalse.

“Eso lo han hecho (en otras plantas) y funcionó en todos los sentidos porque ha evitado la mortandad de peces, ha mejorado la calidad del agua, ha evitado aguas amarillas y para eso se requieren permisos del Cuerpo de Ingenieros, pero está en nuestros planes de evaluación junto con el dragado en áreas secas”, dijo Rivera Williams.

Fuera de uso tanques en La Virgencita
Rivera Williams explicó que los dos tanques ubicados en la carretera 162 en el sector de La Virgencita y que tienen capacidad para almacenar un millón de galones de agua cada uno, están actualmente fuera de servicio.

Según dijo, estos tanques eran parte del sistema de filtración que extraía servicio del Río La Plata y filtraba tres millones de galones para distribuir en Toa Alta, Corozal, Naranjito y algunas partes de Dorado. Según explicó Rivera Williams, eventualmente se redujo la capacidad de toma del río y ahora se suple Toa Alta desde otro sistema. Esto, dijo, porque el embalse ya no da los tres millones de agua que daba antes y redujo su producción a 800 mil. El resto, explicó, se suple del Superacueducto.

“No están operando porque descubrimos que ahorrábamos energía porque ahora mismo no estoy operando la planta. Pude reubicar los empleados a otro lugar donde hacían falta y le sigo dando agua a la misma cantidad de clientes sin costo adicional”, dijo Rivera Williams.

Aseguró que ambos tanques podrían ser utilizados para almacenar agua porque se encuentran en buen estado.
“Ahora mismo no lo preveo, pero se podrían usar porque están en buen estado”, aseguró al informar que se dejaron de usar hace un año.

Maricarmen Rivera Sánchez, EL VOCERO

Tiene más de 15 años de experiencia como periodista en Puerto Rico y Estados Unidos. Tiene un bachillerato en Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras y una maestría en Periodismo de Indiana University en Bloomington, Indiana.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir