Apuntes de finanzas

¿Por qué no puedo reclamar casi nada en la planilla?
Finanzas40p
Suministrada.
Por Columnistas, EL VOCERO 4:00 am

Andrés Bosa Matos

Durante los pasados 28 años, Puerto Rico ha atravesado por tres reformas contributivas. La primera de éstas, fue la de 1987, la cual estableció equidad en el sistema contributivo, la segunda fue la de 1994, donde se estableció el Código de Rentas Internas; mientras que la tercera tuvo efecto en el 2010 y fue bautizada con el nombre: “Más dinero en tu bolsillo”.

Dentro de los aspectos más significativos de la reforma vigente, se encuentran el aumento del crédito por trabajo cada año hasta alcanzar los $600 en el 2016, el crédito de $400 para personas mayores de 65 años, la reducción a tres estados personales para los contribuyentes y la implementación de una deducción especial para ciertos individuos.

Con esta última, se eliminaron muchas de las deducciones que formaban parte de la planilla de contribución sobre ingresos, sobreviviendo únicamente la deducción por donativos, por intereses de préstamos estudiantiles, por gastos médicos, por aportaciones a sistemas de retiro del gobierno y aportaciones a IRA’s y cuentas educativas y de salud.

Aunque cabe destacar que la deducción especial para ciertos individuos no siempre es perjudicial para el contribuyente, ya que al ser una cantidad fija, siempre y cuando la persona no tenga ingresos mayores a los $20,000; esa deducción podría sobrepasar la suma de todas las demás deducciones que existían en la planilla anteriormente.

Para el año contributivo 2013, la deducción especial será de $5,350 si el total del ingreso bruto ajustado más los ingresos exentos recibidos por el contribuyente, no excede de $20,000. Si dicha cantidad excede de $20,000, la deducción admisible se reducirá en 28.5% del exceso de los $20,000.

Es decir que si entre tu ingreso bruto ajustado e ingresos exentos, sumas un total de $18,500, tu deducción especial será de $5,350. Pero si fuera de $22,000, le computas el 28.5% a los $2,000 en exceso, que te daría un total de $570; y luego esos $570 se los restas a los $5,350 para finalmente obtener una deducción especial ascendente a $4,780.

Tal vez cuando existían todas las demás deducciones que formaban parte de la pasada reforma contributiva, jamás la suma de las mismas alcanzó los $4,000 en tu planilla. Es por eso que ahora no puedes reclamar muchas cosas que antes sí podías, pero no necesariamente esto representa una desventaja para ti.

El autor es Asesor Financiero y escribió el libro: ¿Por qué somos pobres y ellos son ricos?

 


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir