Continuar a ElVocero.com

Asociación de Alcaldes y AARP apoyan a optómetras

El proyecto es uno tripartita
médico
Por ElVocero.com 1:24 pm

El Colegio de Optómetras de Puerto Rico agradeció el apoyo que brindaron hoy la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico y AARP Puerto Rico al Proyecto del Senado 991, que busca brindar mayor acceso a salud visual primaria a todos los puertorriqueños, permitiendo a los doctores en optometría de Puerto Rico recetar medicamentos oculares igual que lo hacen sus pares en todos los Estados Unidos, sus territorios y los países de avanzada a nivel mundial.

“La Asociación de Alcaldes endosa el Proyecto desde el punto de vista del acceso a servicios de salud de los más necesitados. En cuanto a los 47 municipios que comprenden la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, el 68% (32 de 47) de estos no cuentan con servicios de oftalmólogos para sus ciudadanos. Actualmente, la carencia de estos servicios en los municipios ha redundado en que los pacientes con alguna condición primaria de salud visual tienen que esperar semanas y meses por una cita con un oftalmólogo. En Puerto Rico no tienen oftalmólogos los siguientes municipios: Comerío, Yabucoa, Maunabo, Patillas, San Lorenzo, Gurabo, Las Piedras, Loiza, Canóvanas, Rio Grande, Luquillo, Naguabo, Ceiba, Vieques, Culebra, Quebradillas, Camuy, Hatillo, Barceloneta, Florida, Vega Baja, Vega Alta, Ciales, Morovis, Cataño, Aguas Buenas, Las Marías, Añasco, Hormigueros, Rincón, Moca, Orocovis, Villalba, Juana Díaz, Coamo, Santa Isabel, Salinas, Barranquitas, Arroyo, Corozal, Sabana Grande, Lajas, Guánica, Guayanilla, Peñuelas, Adjuntas, Utuado, Jayuya, Maricao y Juana Díaz. Sin embargo, en Puerto Rico hay optómetras en 75 de los 78 municipios y sobre el 90% de estos aceptan el plan de reforma de Salud”, reza el memorial explicativo a favor del Proyecto del Senado 991 sometido por la Asociación de Alcaldes, organismo que agrupa a todos los alcaldes del Partido Popular Democrático.

Actualmente, en Puerto Rico, solo los oftalmólogos están permitidos para recetar medicamentos oculares. Esto ha provocado un problema grave de acceso a salud ocular, ya que, en Puerto Rico no hay oftalmólogos en el 64% (50-78) de los municipios. En Puerto Rico solo hay 147 oftalmólogos, de los cuales el 70% están ubicados en la zona metropolitana del país y el 60% de estos rechazan a los pacientes de la reforma de salud por no tener dinero para pagar por sus servicios. En Puerto Rico, hay 1,500,000 pacientes con reforma de salud. Los oftalmólogos son proveedores de salud secundarios y terciarios (cirujanos). Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor en optometría es el encargado de la salud ocular primaria.

Por otro lado, el Proyecto del Senado 991 recibió hoy además el apoyo de la Asociación Americana de Personas Retiradas de Puerto Rico (AARP), organización sin fines de lucro que cuenta con una matricula de 100,000 personas en la Isla y que cabildea intensamente para mejorar la calidad de vida de las personas de edad avanzada.

“Queremos dejar claramente establecido que AARP favorece la aprobación del Proyecto del Senado 991 por tres razones fundamentales: Promueve un mayor acceso a servicios de cuidado ocular primarios, armoniza la práctica de la optometría en el país con la preparación académica y el adiestramiento profesional que reciben los optómetras para ejercer su profesión y actualiza la práctica de la optometría en Puerto Rico para ponerla a la par con las corrientes de cuidado ocular primario que se han venido desarrollando en otras jurisdicciones en los Estados Unidos”, expresó el director estatal de AARP Puerto Rico, José Acarón.

Según Acarón, “el cuidado primario ofrece a los pacientes acceso fácil al contacto directo con un profesional de la salud y la oportunidad de desarrollar una relación personal continua con ese proveedor. Esto permite un enfoque preventivo y de promoción del bienestar del paciente, mediante el monitoreo y atención inmediata a sus necesidades, particularmente en el caso de grupos poblacionales con limitaciones de acceso como lo son las comunidades rurales o personas con movilidad limitada”.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Optómetras de Puerto Rico, la doctora Celia de Lourdes Feliciano, agradeció a los alcaldes y a AARP por su respaldo al proyecto.

“Mi agradecimiento profundo a la Asociación de Alcaldes y a AARP Puerto Rico. El pueblo de Puerto Rico se está expresando clara e inequívocamente y está pidiendo que se le escuche su reclamo sobre la necesidad de mayor acceso a salud ocular y la capacidad que tenemos los doctores en optometría puertorriqueños para brindarle a nuestros pacientes la oportunidad de recibir en Puerto Rico los mismos servicios de salud ocular primarios que podemos brindarle a los pacientes en Estados Unidos, sus territorios y los países de avanzada a nivel mundial. Negarle estos servicios a los puertorriqueños por defender el capricho de 147 oftalmólogos fomentando el discrimen y la difamación contra los doctores en optometría puertorriqueños no promueve la política pública del Gobierno”, expresó.

Este es un proyecto tripartita radicado por el senador y secretario del Partido Popular Democrático, Jorge Suárez Cáceres, el senador Ángel “Chayanne” Martínez, del Partido Nuevo Progresista, y la senadora María de Lourdes Santiago, del Partido Independentista Puertorriqueño.

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir