Continuar a ElVocero.com

Asombrosos fenómenos que no tienen explicación científica

Existen varios fenómenos en el universo que de momento no tienen una interpretación confirmada por parte de la comunidad científica
6f279426e8cfc1509e151b733dbc3198_article
Por ElVocero.com 11:17 am

Nuestro mundo es asombroso y a veces inexplicable. También existen varios fenómenos en el universo que de momento no tienen una interpretación confirmada por parte de la comunidad científica. Conozca algunas de estas rarezas impresionantes, recopiladas en el portal Informe 21.

1. Bolas de fuego del Naga

Enigmáticas bolas de fuego aparecen de las profundidades el río Mekong (Tailandia) cada mes de octubre. Las esferas —de color rojizo y de tamaño de un huevo— se elevan a una altura de hasta 200 metros y luego desaparecen. Se han visto durante siglos y la leyenda dice que las serpientes de río respiran fuego para llamar a Buda y volver a la tierra.

2. Kepler 78b

Este exoplaneta, de tamaño y densidad similares a la Tierra, está cubierto de lava y orbita a su estrella Kepler-78, situada en la constelación de Cygnus, cada 8,5 horas. Sigue siendo un misterio, cómo el Kepler-78b pudo formarse tan cerca de su estrella (100 veces más cerca de lo que la Tierra está del Sol), al mismo tiempo se desconoce el mecanismo por el cual el exoplaneta se acercó tanto a ella.

3. Flujo oscuro

Es un nombre de una fuerza hipotética que empuja grandes cúmulos galácticos a través del universo a velocidades de vértigo. El fenómeno, detectado por astrofísicos en 2008, no se explica por las fuerzas gravitacionales conocidas, pero según algunas teorías la fuente del este movimiento a gran escala puede estar fuera del universo observable.

4. Efecto placebo

Se ha demostrado que los fármacos con placebo alivian el dolor y reducen los síntomas de la enfermedad de Parkinson. Se desconoce cómo el cuerpo humano se cura simplemente con el poder de la mente.

5. Sonido del Pacífico

Un sonido no identificado que viene de las profundidades del océano Pacífico ha desconcertado a los científicos desde 1991. El sonido parece ser estacional, generalmente alcanzando picos en primavera y otoño, pero no está claro si esto se debe a los cambios en el origen o los cambios estacionales en el ambiente de propagación. Las ballenas y los volcanes submarinos han sido considerados como posibles causas de este fenómeno.

6. La Bestia del mar de Cincinnati

Conocido por su nombre provisional de ‘Godzillus’ o ‘Bestia del mar de Cincinnati’, este fósil extraño fue descubierto en el 2012. Los arqueólogos ni siquiera están seguros si se trata de los restos de un animal o de una planta. Godzillus tiene 450 millones años de edad y fue hallado en una capa de roca cerca de Covington, Kentucky (EE.UU.) por el paleontólogo aficionado Ron Fine.

7. Paleodictyon Nodosum

Es una enigmática criatura que habita en el océano Pacífico y Atlántico y construye unas madrigueras perfectamente hexagonales. Científicos tratan de encontrar a uno de estos seres, que no ha evolucionado desde hace más de 500 millones de años. Se creían extinguidos hasta que fueran halladas unas estructuras similares en el fondo oceánico en la década de 1970. De momento los científicos no saben cómo se forman estas madrigueras, ni que organismo las hace.

8. Mecanismo de Anticitera

Es uno de los primeros mecanismos compuesto de engranajes diferenciales (los primeros casos conocidos hasta este hallazgo databan del siglo XVI), representa una computadora astronómica capaz de pronosticar las posiciones de los cuerpos celestes. Además, los científicos creen que el dispositivo tenía otras capacidades significativamente más ‘inteligentes’. Aunque no saben quién lo inventó, ni cómo funciona exactamente. El dispositivo fue recuperado en 1901 de un antiguo barco que se hundió cerca de la isla griega de Anticitera y fue elaborado alrededor del 150-100 a.C. Nunca se habían hallado mecanismos de similar complejidad de la cultura helena.

9. Monumento del mar de Galilea

Un extraño monumento en forma de cono fue descubierto en 2013 por un sónar bajo el agua del mar de Galilea, un lago de agua dulce en territorio israelí. El monumento pesa unas 60.000 toneladas y fue construido en la superficie hace unos 6.000 años. De momento los investigadores tratan de averiguar por qué el monumento está bajo el agua: entre las teorías están los movimientos tectónicos, la acumulación de sedimentos y el creciente nivel de las aguas.

10. Zumbido de Taos

Desde hace aproximadamente 24 años, el 2% de los residentes del pueblo estadounidense de Taos (estado de Nuevo México) y algunos visitantes afirman que escuchan un zumbido desagradable y aturdidor de baja frecuencia que describen como si sonara “un motor diésel a través de los cristales”. A pesar de una variedad de teorías que se han ofrecido como explicación —desde algunos efectos geológicos hasta sistemas de comunicaciones submarinos—de momento los científicos no han podido aclarar la naturaleza de este fenómeno.

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir