Auge en autos usados

Compradores demandan vehículos compactos, baratos y de bajo consumo en combustible.
phpThumb_generated_thumbnailjpg-38
Suministrada.
Por Redaccion, EL VOCERO 2:55 am

Que sea de cuatro cilindros, consuma poca gasolina y no pague más de $320 al mes. El concesionario que logre ofrecer el mejor auto usado con esas especificaciones básicas logrará la venta.

Por esa ruta transita la venta de carros en segundas manos, un segmento que tras la caída que experimentó la industria automotriz en general del 2008 al 2010, mantiene ahora una recuperación modesta, pero millas al frente del renglón de vehículos nuevos.

Ante el panorama económico de la Isla, la meta real no necesariamente está en altos volúmenes de ventas, ya que son muchos los vendedores de autos usados que al menos quieren arribar a la curva de lo que se vendió el año previo. La demanda principal está en carros con tres a cinco años de uso.

Por el lado de los consumidores, la meta es tan clara con lo que buscan y lo que aguantan sus bolsillos que una leve diferencia en el pago mensual puede echar a perder una transacción.

“Es un reto bien grande para nosotros. El cliente ahora está instruido. La gente viene con un pago en mente y si no lo consigue se levanta y se va. Estamos enfocados en que salimos ya de los elefantes blanco que eran los carros costosos, y los buscaban usados porque eran un poco más baratos. Ahora no, ahora estamos enfocados en carros económicos y que economizan gasolina, eso es lo que buscan las personas”, explicó Mario O. Del Pozo, gerente de Alberic Bayamón Usados, quien estimó que la venta de los usados está por encima de los carros nuevos.

Con Del Pozo coincidieron representantes de otros concesionarios, algunos de los cuales atienden ambos mercados de autos nuevos y usados.

Aunque no existen cifras oficiales que detallen las ventas de carros usados, por su parte, el Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA), reveló recientemente que en el área de los autos nuevos se vendieron 57,649 unidades entre enero y julio del 2013, un 1.8% más que en el mismo periodo el año anterior, cuando se vendieron 56,571. A pesar de esa cifra, la industria estima que la recuperación alcanzada en las unidades nuevas ha comenzado a contraerse.

“La venta de autos nuevos está ‘flat’ y la venta de autos usados se ha incrementado y ahora hay mucho inventario”, señaló Ricardo J. Rodríguez, gerente de ventas de Bebo & Mike Auto Sales en Toa Baja. Explicó que casi la mayoría de los clientes que llegan a buscar un vehículo en segunda mano tiene algún grado de dificultad en su crédito, no necesariamente que esté “dañado”.

Los bajos intereses han hecho prosperar las ventas, ya que prácticamente el interés de financiamiento compara con el de los autos nuevos, mencionó Julio Colón, de Dorado Auto Group en Dorado. Dijo que hace un par de años los autos usados pagaban un interés más alto pero ahora la diferencia es de un punto o menos.

A esto, Del Pozo agregó que las instituciones financieras han flexibilizado un poco la concesión del crédito, ya que casi todos los consumidores tienen alguna dificultad, aunque sea un atraso en el pago del servicio telefónico.

El tiempo de clientes con “pronto pago” igual parece cosa del pasado y más del 80% de los compradores llegan a los concesionarios con las manos vacías. Del Pozo comentó que “a veces no traen dinero ni para el traspaso y tenemos que buscarles alternativas. Por eso la diferencia aquí es el servicio y la confianza que logramos con el cliente, y los ayudamos”.

“Yo trato de darle mucho ánimo a los muchachos (vendedores), estamos navegando en aguas un poco turbulentas”, concedió Del Pozo.

En términos de las ganancias para los concesionarios y las comisiones por ventas, se han reducido. “Antes un carro podía dejar $3 mil o más y ahora eso no es sí. Los sueldos de los gerentes y las comisiones han decaído. Todos estamos en carrera”, añadió.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir