Aviso de Fitch para la banca local

Fitch señaló que a juzgar por las condiciones actuales de la economía, la mayor parte de las instituciones financieras locales necesitarán una mejor rentabilidad
vr0521016-fitch40p
Suministrada.
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 4:00 am

Los retos presupuestarios del Estado Libre Asociado (ELA) y la fragilidad económica de Puerto Rico “es probable que pesen” sobre el rendimiento operacional y el crédito de los bancos locales, indicó la agencia Fitch Ratings.
En el informe publicado ayer, Fitch señaló que a juzgar por las condiciones actuales de la economía, la mayor parte de las instituciones financieras locales necesitarán una mejor rentabilidad para determinar si sus coeficientes de capital y otras medidas financieras pueden mejorar.
Ante el “pobre entorno económico”, la agencia clasificadora indicó que sostener un mejor desempeño “es fundamental” para retener las calificaciones vigentes de la banca, cuyas posiciones de capital han mostrado cierta mejoría en los últimos dos años.
Rafael Blanco, Comisionado de Instituciones Financieras, reconoció los señalamientos de Fitch y dijo que la banca podrá lograr el ritmo de su mejoría ante el escenario actual, ya que es la ocasión cuando mejor han estado sus finanzas en los últimos años, debido a sus planes de reorganización.
En diciembre de 2013 Fitch confirmó las calificaciones de Emisor a Largo Plazo (Issuer Default Ratings) para Doral Financial (CCC con perspectivas negativas), First BanCorp (BB- con perspectiva estable), Popular Inc. (BB- con perspectiva estable) y Banco Santander (BBB con perspectiva estable).
Sin embargo, el nuevo informe da cuenta de la alta cantidad de activos improductivos de los bancos, sobre todo cuando se comparan con sus similares en Estados Unidos. Mencionó que al final del cuarto trimestre de 2013 la tasa en la morosidad de los bancos puertorriqueños se ubicó en 11.9%, mientras la comparación en Estados Unidos fue de 2.5%.
Entre los factores relevantes y que inciden sobre el comportamiento económico, se mencionó el alto desempleo sobre el 14%, que a su vez actúa sobre el sector hipotecario y en contra de una recuperación para los préstamos morosos.
A esto se sumó el significativo endeudamiento del gobierno y la necesidad de más fondos para solventar los sistemas de pensiones de empleados públicos, que también “han exacerbado los desafíos para los bancos”.
Al mismo tiempo, el informe planteó que la base de los depósitos “no es suficiente para sostener las necesidades de financiamiento de los bancos locales”. Y añadió que si las condiciones económicas empeoran, se podría limitar la liquidez de los bancos, ante la dependencia de financiación complementaria.
La pasada semana, la agencia Moody’s Investor Services igualmente se expresó sobre el crédito de algunos de los bancos locales, en reacción al deterioro de la economía de la Isla. Los depósitos del Popular bajaron a nivel Ba3, los depósitos de Santander se ratificaron en Baa1 y su fortaleza financiera fue degradada al equivalente a Ba2, y los depósitos de FirstBank fueron confirmados en B2.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir