Bacó le apuesta a la manufactura  

Sostiene hay $500 millones en inversiones recientes y la creación de empleos
vr0829019-manufact
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 4:00 am

Tras 15 años de erosión, parece que la industria manufacturera del país da muestras de cambio al proyectar una inversión ascendente a los $500 millones y la generación de 5,000 empleos certificados y más de 15,000 empleos bajo compromiso.

De esa manera lo asegura el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Alberto Bacó, quien insistió en señalar que una de las prioridades de esta administración es la revitalización de áreas tradicionales donde la manufactura desempeña un rol importante, con una aportación que supera el 40% de los ingresos al fisco.

Dijo que en los próximos dos meses el DDEC anunciará el establecimiento de una compañía de alimento multinacional que mudará su sede regional hacia la Isla. Asimismo, otra compañía de servicios de recursos humanos a nivel global mudará también sus oficinas regionales hacia Puerto Rico. Ambas empresas responden al llamado de las leyes 20 y 22, donde entre el 2013 al 2014 se ha registrado un alza de un 66%. Para el 2014 se han acogido a la Ley 22 unas 15 empresas ya firmadas y tienen en agenda otras 135.

“Estamos apostando a Puerto Rico como puente de internacionalización, ofreciendo una oferta altamente competitiva. Nuestros incentivos son altamente atractivos para la inversión tanto extranjera como local y lo estamos  logrando”, destacó Bacó.

Ante los constante cuestionamientos sobre la falta de empleos y los números oficiales del comportamiento en la actividad laboral año a año, el Secretario indicó que han generado 5,044 empleos en el sector manufacturero. De éstos, un 22%, equivalente a 1,130 responden a textiles, seguido muy de cerca por dispositivos médicos con 988 empleos y exportación de servicios unos 902 empleos. A los mismos se unen 815 empleos en Biofarma, 318 en electrónica y 196 informática y aeroespacial, entre otros.

El mes de julio, en la comparación año a año, registró menos personas en la fuerza laboral y menos empleados, mientras el desempleo se mantuvo en 13.1%. El número de empleados en la Isla es el más bajo desde 1992.

Bacó mencionó que las gestiones continúan de manera agresiva y recientemente se han establecido, han expandido o están bajo construcción varias empresas con inversiones que superan los $200 millones. Entre ellas mencionó Lufthansa Technik, Honeywell, Infosys, Seaborne, Cooper Visions, Rock Solid, Covidien y Actavis, entre otros.

Aunque aceptó que existen elementos que les preocupa a los inversionistas como la oferta disponible del recurso humano, el crimen, el costo energético y los costos laborales, defendió que todavía la Isla es altamente competitiva para atraer y retener empresas.

En el último año fiscal que culminó en junio pasado, el cierre de empresas en la manufactura en Puerto Rico, registró un alza de 40%, según cifras oficiales del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), para un alza de 19.2% en la pérdida de empleos por cese de operaciones. Mientras, en la última década, fue el año fiscal 2014 el año cuando menos plantas abrieron, con 31 que generaron 834 empleos, para una reducción de 25% en comparación con los creados en 2013.

“La internacionalización abrirá la Isla más al mundo Latinoamericano, España y los Estados Unidos. Entendemos que tenemos una gran oportunidad de convertirnos en un real puente para llegar a los Estados Unidos y lo vamos aprovechar”, recalcó.

Ante la percepción pesimista que existe en la Isla, el Titular del DDEC dijo que continuarán presentando al pueblo los proyectos logrados con data específica y reforzar la información de que los incentivos existen tanto para el local como para el extranjero. “Hay que empezar a creer más en nosotros y seguir remando todos en una misma dirección logrando con ello una polinización cruzada donde resurjan todos los sectores económicos del país.”

Respecto a la Patente Nacional que tanto conflicto ha generado en todos los sectores económicos impactados, Bacó fue enfático en que para contrarrestar dicho efecto es que hace falta se establezca la  Reforma Contributiva, la cual hace justicia al sector productivo del país e incentiva la creación de negocios.

Estas declaraciones parecen coincidir en parte con el más reciente Índice de Actividad Económica de la manufactura, el cual registró un aumentó 0.7% en el segundo trimestre. El aumento es el primero que se produce desde el año 2004 y se vio impulsado por un incremento de 6.8% en la nómina de manufactura y un alza de 3.2% en el promedio de horas trabajadas.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir