Báez se sintió como en casa

No sintió presión en su debut en las Mayores
Javier Baez
Javier Báez le pega a la pelota durante un turno en la cuarta entrada. (AP)
Por Jorge Figueroa Loza, EL VOCERO 5:08 pm

Tres ponches no fueron suficientes para intimidar a Javier Báez.

Las abanicadas fallidas fueron como parte de la rutina para el torpedero prospecto, como estar en casa.

Así el puertorriqueño asimiló su primer partido en las Grandes Ligas, uno que le permitió conectar un cuadrangular solitario en el duodécimo episodio para darle el triunfo a los Cachorros de Chicago 6-5 en Colorado.

Báez se convirtió en el cuarto jugador en la historia de las Mayores en pegar un jonrón ganador en entrada extras en su debut en el Circo Grande. La lista incluye a Billy Parker (Angelinos en 1971), Kent Hrbek (Mellizos 1981) y Miguel Cabrera (Marlins 2003).

“Se sintió bien. Lo tomé como si fuera un partido de entrenamiento primaveral con mucha fanaticada y mucha gente”, expresó el joven de 21 años a los medios estadounideses luego del partido.

Promovido de la Triple A con Iowa, Báez se fue de 5-0 antes de batear el vuelacercas que viajó 414 pies por el jardín central tras el envio del relevista Boone Logan.

“Lo he enfrentado antes (en las ligas menores cuando Logan estaba en rehabilitación) y me tiró todas curvas. Tiene una buena curva pero no me dejé llevar. Le di a una recta y fue el primer lanzamiento que me tiró”, contó.

Tras correr las bases y llegar a plato, Báez escuchó el apoyo de 10 personas en el Coors Field, grupo donde se encontraba su madre, hermano y hermana.

“Todo se volvieron locos en el (dugout) y diciéndome felicidades. Cuando me dijeron que me iban a subir sentí un poco de nervios. Pero todo estuvo bien. Me ponché tres veces pero anoté la carrera ganadora y eso es importante para el equipo”, expresó el bayamonés.

A pesar del mal comienzo, el manejador Rick Renteria tampoco notó nervios del futuro de los Canchorros.

“Tuvo par de ponches, pero no estaba ansioso. Cogió el primer lanzamiento que podía darle y la sacó del parque .Tiene un ‘swing’ bien poderoso, obviamente. Estoy seguro que se lo sacó del sistema ahora y lo verá como, ‘Hey, puedo hacer esto’”, indicó.

Vargas también se luce

Báez no fue el único boricua haciendo de las suyas en su primera oportunidad en las Mayores.

Kennys Vargas también desapareció la pelota, cuadrangular de tres carreras, antes más de 30,000 fanáticos en su debut en el Target Field con los Mellizos de Minnesota, quienes vencieron 3-1 a los Padres de San Diego.

“En mi primer juego, estaba tan emocionado y nerviosos, y todo pasó rápido. Esta noche (el martes), estaba relajado”, dijo Vargas, de 24 años, al portal twincities.com sobre su primer partido el fin de semana pasado luego de ser subido de la Doble A en New Britain.

“Cada jugador nuevo quiere que su primer jonrón en las Mayores sea así. Solo trato de estar enfocado en la caja de bateo y hacer contacto con la bola y… jonrón”, agregó.

Jorge Figueroa Loza, EL VOCERO

Graduado de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, y con certificación en la Universidad del Sagrado Corazón en periodismo digital. Casi una década de experiencia en coberturas deportivas tales como Juegos Centroamericanos y del Caribe, Series del Caribe, Clásico Mundial de Béisbol, Centrobasket y carteleras de boxeo en Las Vegas, entre otros.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir