Continuar a ElVocero.com

BGF contrata otra firma especialista en quiebras

El BGF les confirmó la contratación de la firma Cleary Gottlieb Steen & Hamilton
BGF
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 10:02 pm

Reestructuración de deuda es una frase que el gobierno de Alejandro García Padilla y su equipo económico rehúsan utilizar consistentemente, pero las más recientes y notorias contrataciones del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) justo apuntan a especialistas reconocidos por manejar las graves dificultades de clientes de gran peso, entre otras, a través de la ¨reestructuración¨.

Esta vez, y revelado en publicaciones como The Wall Street Journal y The New York Times, el BGF les confirmó la contratación de la firma Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, que entre otros asuntos se le reconoce internacionalmente por su peritaje en el área de quiebra y reestructuración.

¨El BGF regularmente solicita asesoramiento y consejo de un número de asesores legales y financieros con respecto a los planes de financiación y otras cuestiones… Cleary Gottlieb Steen & Hamilton fueron contratados por el BGF como parte de estos esfuerzos en curso¨, le informó el banco del ELA a The New York Times, según citó la publicación.

Dicha firma, cuyo valor del contrato y el propósito del mismo no han sido revelados por el BGF en Puerto Rico, se suma a la contratación anterior de una filial de Millstein & Co., la firma Millco Advisers, que también cuenta con el peritaje en reestructuración.

Ambas contrataciones avivan el rumor insistente en los mercados de inversión en Nueva York, donde analistas han sido citados por diferentes publicaciones financieras al señalar que no sería extraño que el Estado Libre Asociado optara por una reestructuración debido a la precariedad de sus finanzas.

Aunque la reciente emisión de $3,500 millones en bonos de las Obligaciones Generales (GO´s) del ELA se puede considerar como parte de un plan de reestructurar la deuda, la connotación que comúnmente se le adjudica a la frase es la posibilidad de cambiar la manera en la que se contrajo la deuda con los bonistas o incluso tomar la decisión de no pagar, lo que plantea preocupación para los inversores. Esa emisión buscaba darle liquidez al BGF al refinanciar deudas e intereses, entre oros.

Hablar de reestructuración, como han explicado a este diario anteriormente algunos economistas locales, puede ser extender los términos de la deuda y renegociar los rendimientos, entre otras alternativas.

La deuda del ELA ya supera los $72,000 millones y los números recientes de la economía local no suponen una mejoría, a juzgar por el comportamiento de los principales indicadores. El Índice de Actividad Económica (IAE) ya lleva 14 meses en terreno negativo y uno de sus indicadores más relevantes, el desempleo, se mantiene en el 15%.
La base del consumo igualmente se ha reducido, lo que sugiere menores ingresos para el Departamento de Hacienda, parte fundamental para el repago de la deuda. A esto se le añade la migración de puertorriqueños, a razón de 3,000 personas mensuales, según cifras extraoficiales.

Mientras tanto, la firma legal Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP, con 16 oficinas ubicadas en importantes centros financieros de todo el mundo, ofrece una trayectoria de 65 años y entre sus clientes ¨se encuentran empresas multinacionales, instituciones financieras internacionales y gobiernos y sus agencias, así como empresas e instituciones financieras nacionales de los países en los que se encuentran nuestras oficinas¨, según consta en su página en la Internet.

Algunos socios de la firma tienen experiencia en una serie de reestructuraciones soberanas, como la de Grecia, Argentina, Rusia, Irak y Jamaica, según reportó The Wall Street Journal.
Una quiebra no parece una alternativa real para la Isla ya que, tal y como lo ha dicho anteriormente el gobierno, esa no es una opción jurídica para el ELA. Además, en gran parte de la deuda, existen garantías constitucionales para levantar primero los pagos con los acreedores antes que otros servicios esenciales para los ciudadanos.

De hecho, esa garantía y la triple exención que tienen los bonos de Puerto Rico es lo que le han permitido ser altamente competitivos en el mercado municipal de inversión.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir