Buscan prohibir el “mobbing” en el lugar de trabajo

Se trata del Proyecto de la Cámara 1621, radicado el 16 de enero de 2014 y el cual crea un nuevo ordenamiento jurídico para suprimir cualquier modalidad de acoso laboral en Puerto Rico.
PROYECTO 238 . SESION DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES.  FOTO POR INGRID TORRES
Por Alexis Zárraga, EL VOCERO 1:23 pm

El representante del Partido Nuevo Progresista, Ricardo Llerandi Cruz, radicó el sábado, una medida que busca prohibir el acoso laboral consistente en asediar, acosar, acorralar en grupo y a acciones conducentes a producir miedo, aprehensión o terror en empleados en sus lugares de trabajo, actividad mejor conocida como “mobbing”.

“A pesar que nuestro ordenamiento legal es uno de avanzada en cuanto a los derechos de los trabajadores se refiere, carecemos de legislación específica que proteja a los empleados de hostigamiento, burlas y humillación en su lugar de trabajo. Actualmente los empleados que sufren estos mencionados tipos de agravios únicamente pueden reclamar al amparo de las disposiciones generales relativas a los daños. Sin embargo, entendemos que las acciones que conllevan a la humillación y burlas en el lugar de trabajo constituyen actuaciones altamente repudiables por lo que deben ser atendidas de forma separada a lo que es la teoría general de daños. Igualmente entendemos que el Gobierno de Puerto Rico debe adoptar una política pública dirigida a proscribir tales acciones”, señaló el legislador estadista a través de un comunicado de prensa.

Se trata del Proyecto de la Cámara 1621, radicado el 16 de enero de 2014 y el cual crea un nuevo ordenamiento jurídico para suprimir cualquier modalidad de acoso laboral en Puerto Rico.

El término mobbing (del verbo inglés “to mob”) proviene de la etología, ciencia que estudia el comportamiento de los animales. Estos comportamientos en la naturaleza terminan frecuentemente, o bien con la huida, o con la muerte del animal acosado por varios otros.

El científico sueco Heinz Leymann investigó el fenómeno en el campo laboral durante la década de los ochenta, y fue quien utilizó por primera vez el término mobbing para referirse al problema.

La incidencia poblacional del acoso laboral se calcula que se encuentra entre el 10 y el 15 por ciento del total de los trabajadores en activo en los Estados Unidos. Data sobre la regularidad de esta modalidad en la Isla todavía no se encuentra disponible.

La pieza legislativa asigna al patrono la responsabilidad de tomar las medidas necesarias para evitar que entre sus empleados se configure el mobbing. En aquellos casos en que un patrono no evite el que se configure el mobbing en el que sea víctima uno de sus empleados, será responsable por el resarcimiento de una suma igual al doble de los daños sufridos por la víctima.

Todo patrono que viole cualquiera de las disposiciones de esta ley incurrirá en delito grave y convicto que fuere, será sancionado con pena de multa no menor de $1,000 ni mayor de $5,000 y/o pena de reclusión por un término fijo de 3 años. De mediar circunstancias agravantes, la pena fija establecida podrá ser aumentada hasta un máximo de 5 años; de mediar circunstancias atenuantes, podrá ser reducida hasta un mínimo de 2 años.

“Ha sido la posición histórica de esta Asamblea Legislativa, proteger la seguridad y el bienestar de los empleados, especialmente de aquellos que se encuentran en una posición de desventaja frente a sus patronos. Es por esto que consideramos necesario y meritorio la aprobación de esta pieza legislativa y su debida implantación sin que medie aplazamiento de clase alguna”, continuó diciendo el representante por los municipios de Arecibo y Hatillo.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir