Chip anticonceptivo a control remoto

El medicamento actúa evitando la liberación del óvulo o la fecundación por parte de los espermatozoides.
vr0808015-tecno40p
Por Roberto Mercado, EnVivoPR.com 4:00 am

-1

La tecnología sigue apoderándose del cuerpo humano y en esta ocasión le toca a la mujer tener el control de cuándo quiere quedar embarazada. Se trata de un chip que se inserta en el cuerpo de la mujer y provoca una pequeña carga eléctrica, todos los días durante 16 años, liberando una dosis diaria de 30 microgramos del medicamento levonorgestrel.

El medicamento actúa evitando la liberación del óvulo o la fecundación por parte de los espermatozoides. También puede actuar modificando el recubrimiento interno del útero para evitar el desarrollo de un embarazo. El levonorgestrel puede evitar el embarazo, pero no prevendrá el contagio del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y otras enfermedades de transmisión sexual.

El chip mide 20 x 20 x 7 milímetros, y puede ser implantado debajo de la piel del abdomen, glúteos o brazo. A su vez, el dispositivo contiene un microchip de 1.5 centímetros con la reserva del medicamento.

Este dispositivo fue desarrollado por MicroCHIPS en Lexington, Massachussetts. La idea para su creación provino de Bill Gates y sus colegas del laboratorio de MIT. Este chip, que saldrá al mercado en el 2018, iniciará pruebas preclínicas en el 2015.

Tiene un control remoto para que sea activado o desactivado, según el deseo de la mujer y sería el primer dispositivo en salir al mercado que se inserta en el cuerpo y no requiere una desactivación en una clínica médica. Sus creadores aseguran que es muy preciso en la planificación familiar.

“La posibilidad de apagar y prender el dispositivo otorga ciertas ventajas a aquellos que están planificando una familia”, sostuvo Robert Farra, presidente de MicroCHIPS. “La comunicación con el implante tiene que ocurrir a una distancia no mayor a la del contacto con la piel, alguien en el otro extremo del cuarto no puede reprogramar el dispositivo”.

El problema más difícil y más creativo al cual se enfrentaron los desarrolladores fue a la idea de utilizar una membrana delgada como un fusible eléctrico.

Esto ocurre en momentos que los gobiernos y organizaciones a nivel mundial han acordado llevar métodos anticonceptivos a unas 120 millones de mujeres para el 2020. Actualmente, ningún método anticonceptivo que se inserta en el cuerpo tiene una duración mayor de cinco años.

Roberto Mercado, EnVivoPR.com

Creador de www.EnVivoPR.com, página web de noticias en Puerto Rico. Hablamos de política, negocios, tecnología y autos. Encuentra información en EnVivoPR.com . Lo consigues en Twitter y Facebook por @EnVivoPR


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir