Continuar a ElVocero.com

Con la boca es un mamey

"Este fue un mensaje largo y aburrido que había que tener estomago fuerte para escucharlo"
Foro_estadista2_Jose_M_Saldana
EL VOCERO / Archivo
Por José M. Saldaña 4:00 am

Los mensajes de estado del gobernador son oportunidades para el gobernante ejercer liderato valiente. Para presentarle al país con honestidad un cuadro real de su situación y proponerle soluciones factibles para sus problemas. Son oportunidades para inspirar al pueblo y movilizarlo hacia metas concretas transformadoras. Por desgracia desde hace tiempo estos se han convertido en eventos mediáticos para lograr objetivos publicitarios, para pintar un cuadro irreal y hacer promesas demagógicas. Ejemplo de ello son: el segundo piso que AAV le iba a construir a la Baldorioty de Castro y la promesa contundente de AGP para la eliminación del IVU antes de la Navidad. El mensaje del pasado martes 29 de abril no fue la excepción a esta perniciosa tendencia.

Este fue un mensaje largo y aburrido que había que tener estomago fuerte para escucharlo. Fue uno vago, general, carente de sustancia, de especificidad y de pasión. No suscitó el interés que otros gobernadores (verdaderos líderes) han levantado entre sus seguidores en el hemiciclo con vítores, y constantes manifestaciones de euforia. ¡No en balde Rafael, Sila y la Yulin dormitaron!

Fue probablemente escrito por el hermano Tony pues es muy similar a los que tenía acostumbrados a los universitarios durante su incumbencia en la presidencia de la UPR. En los que con palabras rimbombantes y grandilocuentes hablaba mucho pero no decía nada sustantivo. Respecto a la UPR, AGP expresó que no reducirá sus ingresos. Pero no dijo que si bajan los ingresos al fondo general automáticamente – por la formula existente- bajarán los ingresos de la UPR. ¿Y entonces…? Me temo que los universitarios seguirán protestando.

Respecto al estatus le pasó la papa caliente a los legisladores para que enmienden la resolución concurrente que aprobó el pasado noviembre la Asamblea Legislativa de manera que cree una Comisión Conjunta y formulen recomendaciones tanto sobre la Asamblea Constitucional de Estatus como sobre el proceso definido por el Congreso y el presidente y que la legislación que de ahí salga la presenten el próximo agosto. Esto no es otra cosa que una medida dilatoria para evitar ir a un plebiscito durante el presente cuatrienio comprando tiempo para continuar en la indefinición, ya que definirse equivale a dividir el PPD. Veremos si los soberanistas del PPD aceptan que se continúe dilatando el proceso de moverse hacia la libre asociación/ independencia.

En el mensaje leído, AGP rehuyó el tema de detallar como piensa -si es que piensa hacerlo- reestructurar un gobierno gigante, ineficiente con una cultura y prácticas perniciosas que nos han llevado a la quiebra total. De igual manera quedó fuera del mensaje, cómo se contempla tratar la deuda billonaria de las corporaciones públicas (AEE, AAA, AMA). Posiblemente quiso evitar decir que la intención es el impago o la reestructuración de la deuda. Cosa que sería fatal.

Fuera del mensaje al público quedó el listado de procuradurías a desmantelar, en las que predominan las que dirigen funcionarios nombrados por el PNP. Este se lo sometió a la prensa en un anejo.

El mensaje fue un catálogo de deseos. El logro de los cuales dependerá del éxito de las medidas de aumentar los recaudos y de las de reducción de gastos. Cosa que cobardemente ocultó y que las vamos a ir descubriendo a cuenta gotas con sangre, sudor y lágrimas. Dependerá también de la suerte que estas medidas corran en la legislatura una vez comiencen las presiones de los distintos sectores afectados sobre los legisladores. ¿Habrá la voluntad política y los pantalones para hacer lo que hay que hacer?

El mensaje fue un fraude con la intención politiquera de confundir al País para que no entienda la crítica realidad que vive y las enormes dificultades y sacrificios que le espera para tratar de resolverla bajo este sistema económico colapsado. Decir que se ha presentado un presupuesto balanceado es fácil, lo difícil es lograrlo. ¡Ya veremos!

José M. Saldaña

Ex presidente de la Universidad de Puerto Rico.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir