Contrato legal aviva expectiva ante una reestructuración

Para atender el asunto contratado por el BGF, la firma asignó una batería de siete abogados especializados en deuda soberana
bgfs
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 5:47 pm

El contrato de $1.3 millones que suscribió el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) con la firma legal Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP se hizo para evaluar la administración de ¨potenciales pasivos¨, entiéndase las deudas de la institución financiera del Estado Libre Asociado (ELA).

Para atender el asunto contratado por el BGF, la firma asignó una batería de siete abogados especializados en deuda soberana, manejo de pasivos y reestructuración, de acuerdo con el contrato revisado por EL VOCERO, el cual está registrado en la Oficina del Contralor.

Otro equipo de 10 abogados especializados en diferentes áreas, como asuntos de pasivos y litigación, igualmente fueron asignados. Entre estos se menciona a Francisco L. Cestero, quien en el pasado trabajó en el BGF en varias privatizaciones, según se informa en su biografía.

El contrato, tal y como lo informó anteriormente este diario, se firmó el 3 de febrero pasado y venció el 31 de marzo de este año.

¨El banco contrata la firma para que provea servicios legales especializados para evaluar la administración de potenciales transacciones de pasivos, según solicitado por el banco, sus subsidiarias y afiliadas…¨, estableció el acuerdo.

Cuando se habla de pasivos, se alude a las deudas contraídas por el BGF. La firma contratada es reconocida internacionalmente por su peritaje en procesos de reestructuración de deudas, entre otras áreas.

El gobierno repetidamente ha negado que planifique reestructurar parte de la deuda de $72,000 millones con los bonistas, pero esto no ha logrado disipar las continuas especulaciones, sobre todo tras conocerse de la contratación de la mencionada firma legal.

El contrato fue firmado por el vicepresidente ejecutivo del BGF, Jorge A. Clivilles, y Richard J. Cooper, en representación de la firma contratada, con oficina en Nueva York.

Cooper posee vasta experiencia en reestructuración en las regiones de Asia, Latinoamérica y Estados Unidos. De hecho, en su perfil profesional en el sitio web de la firma legal, se indica que Cooper ¨recientemente representó al gobierno de Puerto Rico en relación a la promulgación de su nueva ley de alianza público privada¨.

Precisamente, en 2012, Cooper representó a Aerostar Airport Holding en el contrato a 40 años para operar el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín.

El reciente acuerdo incluyó que los honorarios se desembolsarían en dos pagos mensuales de $650,000 para completar la suma de $1.3 millones por dos meses de asesoría. Se acordó que cualquier pago por horas de servicio fuera de la fecha de terminación del contrato debía ser evidenciado y firmado por ambas partes.

Gastos de viaje y alojamiento podrían ser pagados mediante acuerdos firmados.

Otro acuerdo es que se le permitiría a la firma legal el acceso a las instalaciones del BGF y a la información como parte de las tareas relacionadas a la contratación.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir