Cubre a todos la migración boricua

Desde los empleados diestros y las personas de menos escolaridad hasta la fuga de cerebros
vr0722016-migras60p
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 4:16 am

Contrario al planteamiento repetido de que la actual migración de puertorriqueños está compuesta principalmente por profesionales, la realidad según un experto en el tema es que en la fuga poblacional de la Isla ¨se está yendo todo el mundo¨.

A esa conclusión llegó uno de los investigadores del Center for Puerto Rican Studies del Hunter College en Nueva York, Edwin Meléndez (PhD), quien junto a Carlos Vargas Ramos, recién publicaron Puerto Ricans and the Dawn on the New Milleniun.

En entrevista con EL VOCERO, el profesor de Asuntos Urbanos y Planificación del Hunter College, dijo que ¨en Puerto Rico hay una percepción de que se están yendo los más educados y preparados y eso no es cierto, es igual o mayor la proporción entre los que no lo están, aquí la realidad es que se está yendo todo el mundo¨.

De acuerdo con datos del Censo, y citados en la publicación, la mayor parte de los migrantes boricuas a Estados Unidos entre 2006 y 2011 estaban entre los 18 y 44 años, y solo un 11% posee bachillerato y un 5% estudios post graduados. La mayoría tiene diploma de escuela superior o menos de esto.

Explicó que contrario a otros periodos migratorios de Puerto Rico, como la gran migración de finales de los años 40 y principios de los años 60, esta vez ¨es una dinámica distinta por la configuración del emigrante¨, aunque la base económica permanece como principal detonante. Sólo que ahora también se le añade, además de la búsqueda de empleo, la necesidad de mantener la familia, el factor seguridad y calidad de vida, ante los altos niveles de criminalidad.

El 60 por ciento (%) de los puertorriqueños ya viven en Estados Unidos y el 40% está en la Isla, a razón de 5 millones y 3.5 millones respectivamente. Esa cifra permanece en constante cambio, ya que para el 2003, el estimado de puertorriqueños en la Isla era de 3.8 millones, mencionó Meléndez y dijo que ¨en una década ha habido un flujo neto –migratorio- muy significativo y preocupante para la economía¨. El 60% de los puertorriqueños ya viven en Estados Unidos y el 40% está en la Isla, a razón de 5 millones y 3.5 millones respectivamente. Esa cifra permanece en constante cambio, ya que para el 2003, el estimado de puertorriqueños en la Isla era de 3.8 millones, mencionó Meléndez y dijo que ¨en una década ha habido un flujo neto –migratorio- muy significativo y preocupante para la economía¨.

Otro planteamiento del especialista en estudios de migración puertorriqueña y que da al traste con señalamientos locales, es sobre la expectativa de retorno de los que se van.

¨El migrante actual, y esto comenzó en 2003 y creció en 2006 (al inicio de la recesión de los últimos ocho años) es diferente porque se va con toda la familia. Al salir en búsqueda de trabajo con la familia, el regreso es más difícil¨, agregó Meléndez, e informó que en términos del género, es proporcional entre hombres y mujeres. ¨Ahora no hay una migración de retorno, y los que regresan son de primera generación que son personas mayores, pero el flujo de regreso de segunda y tercera generación es menor y será menor porque al ir con niños y adolescentes hacen una vida completa acá (Estados Unidos)¨, opinó el estudioso.

A principios de este año, la Junta de Planificación de Puerto Rico (JP), había dicho que hacia 2021 habrá una alta migración de retorno a la Isla. ¨Al irse la familia forman otra adaptación  y se quedan más y se mueven entre estados. Además, en el grupo de los más educados se mueven más que los menos educados¨, reiteró Meléndez.

Resaltó que la transformación económica que provocará la actual migración, sumada a la recesión, podría ser mayor que en otros momentos en la historia local, por el factor de menos  nacimientos y el envejecimiento de la población.

¨La baja en la población afecta todo, los negocios, las viviendas y la economía en general. Otra vez, parte del problema económico es que tienes una población en decrecimiento y una economía regresiva y eso no tiene una salida fácil¨, recalcó Meléndez.

A pesar de los bajos pronósticos de retorno ante el cuadro  económico de Puerto Rico, Meléndez mencionó que la tecnología ahora permite otro tipo de conexión con lo que ocurre en la Isla y con los familiares que no se han ido, a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, etc.).

¨Mi experiencia anecdótica es que muchos de los puertorriqueños que llegan todavía tienen el 787 en sus teléfonos y mantienen ese vínculo por acá y están pendientes en las redes sociales. Otros van y vienen, como los artistas y diseñadores, y la gente que expande negocios, consultores profesionales. Aquí se ha ´transnacionalizado´ el campo de los profesionales con una base dual en Estados Unidos y Puerto Rico¨, señaló.

Entre los cambios de la actual migración, Nueva York ya no es el destino de preferencia, sino Orlando, y hay mayor movilidad entre estados. ¨En la Florida, para algunos es un mejor negocio que la Isla por los servicios, la seguridad y la comunidad que encuentran¨, comentó.

¨El puertorriqueño tiene la facilidad de moverse por ser ciudadanos y al compararlos con otros grupos, los que acaban de llegar siempre tienen oportunidades de empleo más alta que los demás grupos migratorios, y más que en los periodos iniciales de la migración hacia Estados Unidos¨, resaltó Meléndez.

Periodos migratorios de los puertorriqueños

*1940/1960 – Segunda Guerra Mundial (hacia EU)

*1960/principios 1970 – Migración de retorno a PR (Nuevos empleos industrialización y empresas 936)

*Finales 1970/1980 – Economía estancada en EU y PR (hacia EU)

*1990 – Expansión económica EU (hacia EU)

 

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir