Cuestionada liquidez del BGF

Reciente emisión de $3,500 millones no logra resolver las dificultades financieras según auditoría
bgf60p
Suministrada.
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 4:00 am

En el corto plazo, la liquidez y la situación financiera del BGF la determinará el cumplimiento de sus principales deudores que son las agencias públicas, las cuales acumulan amplia deuda, concluyó el más reciente estado financiero del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) para el año fiscal 2013.

El informe, realizado por la firma KPMG LLP, fue entregado con fecha del 11 de abril de 2014, y estableció que si bien el BGF ha ayudado financieramente al ELA y a sus dependencias públicas en el cumplimiento de sus obligaciones, “no hay ninguna garantía de que va a ser capaz de seguir proporcionando la misma”.

El informe de 94 páginas hace claro que la liquidez en el futuro cercano del BGF “depende de la amortización de los préstamos concedidos al gobierno y sus entidades públicas, que se enfrentan a desafíos fiscales y financieros significativos, en su capacidad para generar suficientes fondos proveniente de impuestos, tasas y/o de futuras emisiones de bonos”.

De acuerdo con KPMG LLP, aunque una parte de las obligaciones del BGF fueron refinanciadas con los ingresos de la reciente emisión de $3,500 millones en bonos de obligación general (GO´s), todavía siguen sin resolverse.

Dichas obligaciones de corto plazo se refieren tanto a las del gobierno central como a las de las diferentes entidades públicas, en particular, aquellas con vencimientos durante los años fiscales 2014 y 2015.

Ante las dificultades económicas de agencias como la Autoridad de Carreteras (con préstamos de $2 mil millones) y las alcaldías (con préstamos de $2.2 mil millones), entre otras entidades, el informe mencionó que estas podrían ser obligadas a identificar otras fuentes de financiación “con el fin de cumplir con sus obligaciones”.

¨No hay ninguna garantía de que el Estado Libre Asociado y sus entidades públicas puedan acceder a otras fuentes de financiamiento u obtener una financiación suficiente en cualquier momento para satisfacer los vencimientos de sus obligaciones. Si estas otras fuentes de financiamiento no están disponibles, la situación financiera del gobierno y las entidades públicas podría deteriorarse aún más y su capacidad para pagar los préstamos que tienen con el Banco puede verse afectada negativamente¨, detalló la auditoría, disponible en el apartado de información para inversionistas en la página web del BGF.

Al 30 de junio de 2013, los préstamos del BGF al gobierno y sus entidades públicas ascendieron a unos $6.9 mil millones o 48 % de sus activos totales. Se esperan que estos puedan manejarse mediante los ingresos generados por el gobierno y sus dependencias, y emisiones de bonos.

De hecho, la secretaria de Hacienda Melba Acosta Febo, indicó ayer en varias entrevistas radiales que para el 2015 proyectan  realizar algunas emisiones a través de COFIM, COFINA y otras corporaciones públicas, si las condiciones lo permiten.

Entre tanto, el informe igualmente señaló que aunque la administración gubernamental ha tomado varias medidas para para manejar la crisis financiera y la falta de liquidez del BGF, “la gestión del Banco no puede asegurar, en última instancia, el éxito en la implementación de cualquiera de dichas iniciativas”.

“La falta de aplicación de estas iniciativas pueden tener un efecto material adverso en la situación financiera del Banco¨, añadió el escrito.

Para el 30 de junio de 2013, el total de activos del gobierno ascendió a $14,326 millones y los pasivos estuvieron en $11,947 millones. Los activos netos sumaron $2,379 millones o 16.6% del total de activos, cifra que reflejó un descenso de $1,454 millones o 9.2% sobre los activos en 2012.

Dentro de los activos, las inversiones y los contratos, y los depósitos colocados en bancos de inversión mostraron el descenso más significativo, de $2.4 mil millones y $428 millones, respectivamente. Por su parte, la cartera de préstamos de $9,635 millones al 30 de junio de 2013, evidenció un aumento de 15% en comparación con el año anterior.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir