Continuar a ElVocero.com

DACO y el alza en la gasolina

"El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) ha indicado que el problema del alza en los precios es uno mundial y no local"
gasolina
EL VOCERO / Archivo
Por Redaccion, EL VOCERO 4:00 am

Andrés Bosa Matos
@BosaAndres

En las últimas semanas, se ha estado hablando de un supuesto cartel en la compra de combustible para propiciar energía en la Autoridad de Energía Eléctrica. El caso del precio de la gasolina, juega un papel similar, pero antes de exponer unas ideas y puntos de vista que tengo al respecto, me gustaría compartir con ustedes el siguiente dato.

Desde 1920 hasta hoy día, Estados Unidos ha atravesado por cuatro recesiones, entiéndase la del 74, la del 82, la del 90 y esta última  del 2008; y en cada una de ellas, el aumento del barril de crudo ha representado una fuerte influencia.

Aunque en algunas de ellas han existido otras fuerzas externas que propiciaron la desaceleración económica, el precio del petróleo, siempre ha sido partícipe en los desbarajustes del comercio internacional entre países prominentes. Aquí en Puerto Rico, no ha habido excepciones, y casi todos los consumidores se han visto afectados por algo a lo que llamo, un juego muy vil.

El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), ha indicado que el problema del alza en los precios es uno mundial y no local; por lo que no cuenta con la jurisdicción legal para actuar sobre los detallistas y mayoristas de combustible. Pero a mi entender, no es ese el problema real, porque sabemos que la tensión en Medio Oriente ha aumentado el costo y eso no se refuta.

Lo más crítico es la conducta incoherente del precio a nivel de bomba. Tan sólo analicen lo siguiente: en el 2008, un barril de petróleo ostentaba un costo de $150 y la gasolina costaba un dólar por litro. Actualmente el barril ha oscilado entre $90 a $105 y ya el precio en las bombas se ha acercado al dólar. Estos datos reflejan una tendencia inescrupulosa de alguna de las partes.

La mayoría de los consumidores han sido testigos de cómo anuncian un aumento en el barril del crudo y sin pestañear, el detallista aumenta el precio por litro en su establecimiento a sólo horas del informe. Sin embargo, cuando se anuncia alguna reducción, no es hasta transcurrida una semana que recibimos una baja en el precio por litro. ¿Quién podría diferir de que esto es un truco?

De hecho, he recibido testimonios de trabajadores portuarios, que me indican que algunas distribuidoras mayoristas de gasolina, aguantan los barcos en el muelle, porque ya saben de ante mano que se anunciará un alza en el barril del crudo y prefieren esperar para venderle al minorista a un precio mucho más alto del que lo compraron. A esto se le llama, uso ilegal de información privilegiada.

Todas estas prácticas, sí tienen jurisdicción, sea aquí o en cualquier otro lugar, porque se está jugando con la calidad de vida de un pueblo que no aguanta más atropellos. Los que razonamos, aceptamos que el mercado internacional está duro, pero no permitiremos que los comerciantes traten de hacerse ricos a cuenta de nuestra humilde voluntad. ¡Eso es inaceptable!

El autor es profesor universitario, asesor financiero y autor del libro: ¿Por qué somos pobres y ellos son ricos?; de venta en tu librería más cercana.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir