De Castro Font pide rebaja de sentencia

El expolítico afirmó que la fiscal federal Jacqueline Novas, le dijo en las oficinas del FBI que no se preocupara, que su tiempo en prisión iba a concluir pronto
Caso_Jorge_de_Castro_Font011
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 4:11 am

Al alegar que ha cooperando con la fiscalía federal en la investigación contra el congresista Bob Meléndez y en la de la Asociación de Compañías de Seguros de Puerto Rico (ACODESE), el convicto exsenador Jorge de Castro Font, solicitó al juez federal Francisco Besosa que le ordene al Gobierno a cumplir con la promesa que se le hizo de que cumpla menos tiempo de cárcel.

De Castro Font radicó una moción en el expediente electrónico del Tribunal Federal en la que pide al juez que celebre una vista para que se le permita evidenciar su asistencia con el Departamento de Justicia estadounidense mientras ha estado en prisión.

El expolítico indicó que su primera colaboración con el gobierno fue para el caso de ACODESE en diciembre del 2011. Afirmó que tras su sentencia el 17 de mayo de 2011, la fiscal federal Jacqueline Novas, le dijo en las oficinas del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), que no se preocupara, que su tiempo en prisión iba a concluir pronto.

El exsenador señala que ha cumplido tres años y cuatro meses luego de los comentarios de Novas. De Castro Font fue sentenciado por Besosa a cinco años de cárcel y a tres años de libertad supervisada. De acuerdo con el Negociado Federal de Prisiones (BOP, por sus siglas en inglés), el exlegislador extingue su sentencia el 19 de febrero del 2015.

El convicto alega que las declaraciones de Novas surgieron luego de que él le mostrara un comunicado de prensa del Departamento de Justicia de Puerto Rico. Ello, luego de que la prensa cuestionara a las autoridades estatales si iban a procesar criminalmente al exsenador Héctor Martínez y al empresario Juan Bravo. De Castro Font observa que el Departamento de Justicia estatal decidió no radicar cargos contra Martínez ni Bravo porque las autoridades federales se habían hecho cargo del caso.

Observa que sin embargo, en su caso, las autoridades locales utilizaron testimonios suyos, que estaban bajo inmunidad para radicarle cargos en el foro estatal.
Menciona que el 2 de octubre de 2008, fecha en que estaba citado para comparecer ante un Gran Jurado que lo investigaba, fue arrestado por agentes del FBI.

“El Departamento de Justicia (federal) ha demostrado mala fe contra De Castro Font después de su sustancial asistencia durante casi dos años que trabajó para ellos en varias investigaciones criminales. Ha tenido que buscar protección de la corte a fin de que pudiera recibir su crédito de cinco años por su asistencia. Ahora pasa lo mismo con sus créditos por su continua cooperación mientras ha estado en prisión y tras ser sentenciado el 17 de mayo de 2011”.

Afirma, que mientras ha estado encarcelado cooperó con el gobierno en las pesquisas de ACODESE -diciembre de 2011- y la del senador Menéndez que se lleva a cabo en el estado de Nueva Jersey. Su cooperación en este caso fue el 14 de mayo de 2013. El caso contra el congresista está a cargo del fiscal federal de la División de Integridad Pública del Departamento de Justicia en Washington Peter Koski.
De Castro Font argumenta que el Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito con sede en Boston ha concluido que el gobierno tiene que cumplir con las promesas hechas a un convicto, mediante un acuerdo.

De Castro Font fue acusado por un Gran Jurado federal el 2 de octubre de 2008 por fraude, extorsión, soborno y lavado de dinero. Este se declaró culpable de 21 de los 32 cargos que le fueron sometidos.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir