Debidamente juramentada

Maite Oronoz Rodríguez se convirtió ayer de manera oficial en la nueva jueza asociada del Tribunal Supremo
MO9
Oronoz Rodríguez destacó en su mensaje el valor de la diversidad en los integrantes del más alto foro judicial. Foto: Agustín Santiago/EL VOCERO
Por Stephanie Gómez Álvarez, EL VOCERO 4:06 am

Por primera vez en la historia cuatro mujeres son parte del más importante cuerpo judicial del País, tras la juramentación ayer de Maite Oronoz Rodríguez como jueza asociada del Tribunal Supremo.

Bajo la bandera de la equidad, sin importar raza, color, género, nacionalidad, origen, condición social, orientación sexual, ideas políticas o religiosas, Oronoz Rodríguez juramentó con su mano derecha en alto al repetir las palabras de la jueza presidenta Liana Fiol Matta. Así, completó los nueve jueces que integran el Supremo, tras la salida del ex juez presidente Federico Hernández Dentón.

Al juramentar la jueza asociada estuvo acompañada de su pareja, la licenciada Gina Méndez y de su sobrina quien cumplía 15 años de edad, Paula Oronoz González.

Oronoz Rodríguez destacó, en su mensaje que se dio en el marco de la sesión especial constituida para su juramentación, el valor de la diversidad en los integrantes del más alto foro judicial. Asimismo, recalcó el valor de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y la independencia judicial.

“El Tribunal es hoy uno más abierto a la diversidad, con hombres y ahora, por primer vez en la historia, con cuatro mujeres que promulgan un sentido más representativo de nuestra sociedad. Nueve jueces y juezas con valores, ideologías, trasfondos y filosofías judiciales distintas que no pueden sino enriquecer nuestro debate constitucional”, aseveró.

Oronoz Rodríguez, quien fue ovacionada de pie a su entrada, dejó claro que era diferente, que ello se manifestará en sus decisiones, pero fue enfática en que no se impondrá sobre su criterio y ética jurídica. Aseguró que su juramento es “un trato digno, justo y equitativo para todos ante la ley”.

Al concluir su mensaje Oronoz Rodríguez agradeció a sus padres, hermanos y su pareja “cuya fuerza es mi fuerza y su tesón es mi tesón..Todo empieza y todo acaba en ti “.

Por su parte, la jueza presidenta Fiol Matta recalcó el hecho de que Rodríguez Oronoz es la quinta mujer en ser nombrada jueza en el Tribunal Supremo.

“Una golondrina no hace verano, pero ya somos muchas golondrinas. El verano de la igualdad de género ha llegado. Esto no es solo un triunfo de las mujeres, significa que la sociedad está en cambio. Quiere contar con las perspectivas de hombres y mujeres”, manifestó Fiol Matta.

En la toma de juramento protocolar, el gobernador Alejandro García Padilla, también elogió las virtudes de la togada y detalló cómo la rama judicial era una pieza importante para la recuperación económica.

De igual forma, la amiga de Oronoz Rodríguez, la licenciada Shiara Dilomé y su hermano menor Fernando Oronoz Rodríguez, ofrecieron emotivos mensajes que conmovieron a la jueza asociada.

“Para algunos este es adelanto histórico. Para otros, y me incluyo, es el reconocimiento de que la mujer tiene un rol más importante en rol en el País. Maite es la carta de presentación de nuestra generación”, sostuvo Rodríguez, quien además recalcó su amor por el deporte y el mar.

Los jueces Anabelle Roríguez Rodríguez, Roberto Feliberti Cintrón y Luis Estrella se unieron a los mensajes de bienvenida.

También estuvieron presentes en la ceremonia, la primera dama Wilma Pastrana; el presidente del Senado Eduardo Bhatia; el presidente de la Cámara, Jaime Perelló, los exgobernadores Rafael Hernández Colón y Aníbal Acevedo Vilá; la alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz y varios jefes de agencia y legisladores.

Stephanie Gómez Álvarez, EL VOCERO

Editora de la página web ElVocero.com y profesora universitaria graduada del Departamento de Comunicación de la Universidad de Sagrado Corazón.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir