Continuar a ElVocero.com

Defensa Casellas presenta propuestas de instrucciones al jurado

El derecho a la presunción de inocencia y a ser juzgado solo por el crimen por el que se le acusa, son parte de las instrucciones que la defensa de Pablo Casellas pide que sean impartidas al jurado
20140206_RC_CASELLAS_JM
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 6:35 pm

El derecho a la presunción de inocencia y a ser juzgado solo por el crimen por el que se le acusa, son parte de las instrucciones que la defensa de Pablo Casellas pide que sean impartidas al jurado que evaluará la prueba contra el excorredor de seguros, acusado por ofrecer declaraciones falsas sobre el “carjacking” del que alegó haber sido objeto el 17 de junio de 2012.

El abogado de Casellas Francisco Rebollo, solicitó al juez federal Joseph Goodwin, que instruya al panel deliberativo a que su cliente se presume inocente y que la ley no le requiere a un acusado probar su inocencia.
Observó que es al ministerio público al que le corresponde probar que Casellas es culpable más allá de duda razonable.

Asimismo, el letrado pidió al juez que le explique al jurado que el pliego acusatorio no es parte de la prueba del gobierno y que no debe ser encontrado culpable a menos que de forma unánime consideren que la fiscalía probó la culpabilidad del acusado más allá de duda razonable.

Rebollo solicitó a Goodwin que le instruya al jurado a juzgar a su cliente solo por ofrecer declaraciones falsas a los agentes sobre el “carjacking” y no por otros crímenes que no le fueron imputados en el foro federal como el asesinato de su esposa Carmen Paredes -ocurrido el 14 de julio de 2012-.

De igual forma, solicitó que instruya al jurado a seguir sus directrices sobre lo que deben considerar como prueba.
A su vez, pidió que se le explique al panel delliberativo que al acusado le asiste su derecho constitucional a testificar o a no declarar durante el juicio en su contra.

También tiene derecho a no presentar evidencia que pruebe su inocencia, debido a que el peso de la prueba lo tiene el gobierno. Expone que en caso de que no presente evidencia, esto no debe ser interpretado como que Casellas es culpable.

En cuanto a la credibilidad de los testigos, pide que el jurado tome en consideración su manera de testificar, si tiene un interés en el resultado del caso, si contradice otros testimonios y cuan razonable es su declaración a la luz de la evidencia en el caso.

Asimismo, que se instruya al jurado a considerar si el gobierno prueba que Casellas ofreció declaraciones falsas de forma intencional y voluntariamente y no por error.
El 10 de abril de 2013 Casellas fue acusado por un Gran Jurado por tres cargos por presuntamente ofrecer declaraciones falsas a los agentes del FBI en relación al “carjacking”.

El pliego acusatorio alega que Casellas Toro “a sabiendas y voluntariamente hizo declaraciones y representaciones falsas, fraudulentas y ficticias” a agentes del FBI de que el 17 de junio de 2012 fue al club de tiro a practicar, “cuando en verdad no fue a practicar tiro al blanco, sino para crear la falsa impresión de que fue víctima de un crimen”.

Asimismo, la acusación indica que el 17 de junio de 2012 agentes de ley y orden de la Policía de Puerto Rico acudieron a una alegada escena de un crimen cercano al Club Metropolitano de Tiro en Toa Baja, en donde Casellas había reportado ser víctima de un crimen.

De igual forma, alega que el 17 de junio del 2012 el acusado informó a los agentes estatales que mientras manejaba por el polígono de tiro para disparar unos asaltantes desconocidos le dispararon por la parte posterior de su vehículo, lo que lo obligó a detenerse. Los asaltantes, quienes le apuntaban con un arma lo forzaron a moverse al asiento del pasajero, le dispararon en el brazo, que escapó a través de la ventana que tenía los cristales rotos y que se escondió de los asaltantes. Casellas dijo que se escondió de los asaltantes.

Casellas indicó a los agentes federales que mientras se mantuvo oculto vio que los asaltantes se llevaron su vehículo (Acura) y posteriormente reportó que los asaltantes le robaron dos armas de fuego del baúl.
En el foro estatal Casellas fue encontrado culpable el pasado 22 de enero por el asesinato de su esposa, por violaciones a la Ley de Armas, destrucción de evidencia y por mentir sobre la comisión de un delito.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir