Continuar a ElVocero.com

Denuncia campaña de difamación

Candidato a rector del recinto de Carolina de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se defiende de alegados ataques
UPR
Foto upr.edu
Por ElVocero.com 12:32 pm

El candidato a rector del recinto de Carolina de la Universidad de Puerto Rico (UPR), el doctor Juan L. Bonilla González, denunció una campaña de libelo y difamación en su contra.

De acuerdo a declaraciones escritas, “en los pasados meses, exfuncionarios de la pasada administración…en UPR-Carolina y la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), y personas afines a estos, han llevado de manera poco universitaria una campaña infundada de libelo, difamación, discriminatoria, homófobica y viceral contra del doctor Juan L. Bonilla González”.

“Es importante comenzar señalando que durante la administración de la anterior rectora de la UPR-Carolina, profesora Trinidad Fernández-Miranda, se radicaron múltiples apelaciones en la Administración Central ante la Junta Universitaria, la Oficina del Presidente y la Junta de Gobierno de la UPR por miembros de la facultad, tras decisiones arbitrarias y caprichosas tanto de la rectora como de la anterior Junta Administrativa. La apelación del doctor Bonilla González es solo una entre varias apelaciones radicadas. Este fue el panorama que caracterizó a la pasada administración de la UPR-Carolina”, se expuso en el comunicado.

De acuerdo a Bonilla González, durante las primeras tres semanas el primer cuatrimestre de año académico 2010-2011, la entonces directora del Departamento de Ciencias Sociales, profesora Carmen A. Balsa, alteró en varias ocasiones y de forma arbitraria el programa de clases del denunciante sin considerar que estos cambios fuera de tiempo también afectaron a los estudiantes matriculados.

El programa académico del profesor ya había sido autorizado previamente por la directora y se pretendía ejecutar el mismo durante el primer día de clase.  Aunque aseguró que el mismo había sido cambiado arbitrariamente, sin su consentimiento, el educador aceptó, bajo protesta, el nuevo programa de clase y procedió a impartir el mismo por tres semanas y media de clase.  L

Según el profesor universitario, la imposición del programa carecía de una hora razonable de almuerzo y su salud se vio afectada, por lo que tuvo que acudir a su médico. Luego, surgió una controversia porque Bonilla González llevó un certificado médico, el que se estableció que necesitaba un acomodo razonable. Sin embargo, alegadamente la institución carecía una política un protocolo oficial para estos casos.

“Ante el deterioro de su salud y el panorama de persecución, represalia, arbitrariedad y capricho, el doctor Bonilla busca asesoramiento legal y sus abogados le recomiendan no ofrecer el curso añadido arbitrariamente a su programa de clases y fuera del periodo de cambios, por entender que de esta forma legitimaba tácitamente los actos injustos perpetuados en su contra”, informaron en la declaración escrita.

El escrito concluyó que “es importante señalar que un medio de comunicación online solo ha presentado la parte de la controversia relacionada al proceso que llevó a cabo la ex rectora Fernández-Miranda y no el resultado favorable para doctor Bonilla González que emanó de la apelación sometida por este, sobre la decisión de la ex eectora, en la Oficina del Presidente y que contó con la anuencia del licenciado Efraín Maceira, oficial examinador asignado por la Oficina del Presidente para atender la apelación del doctor Bonilla González.  Así las cosas, por recomendación del oficial examinador, la presidenta interina, la doctora Celeste Freytes , exime al doctor Juan L. Bonilla González de la amonestación emitida por la ex rectora Fernández Miranda, y solicita se archive la misma con perjuicio y pide, además, que se cumpla cabalmente con lo establecido en la estipulación acordada entre las partes”.

Profesores De UPR Carolina arremeten contra la APPU del recinto

De otro lado, la profesora Sonia Serrano Rivera denunció que oído el pronunciamiento que han realizado algunos profesores miembros de la APPU de Carolina no recogen necesariamente el sentir de todos los profesores de UPR en Carolina, así como tampoco de todos los profesores de la APPU de Carolina.

“Nos parece importante destacar que los alegados señalamientos de corrupción de parte de Juan Bonilla, tienen varias lecturas, no solo legales, también históricos”, aseguró Serrano Rivera.

“Sostenemos que el alegato de corrupción, fue parte de la defensa de la administración de la rectora Trinidad Fernández, en aras de enmascarar una política de acoso, hostigamiento laboral y represión por las querellas instadas por Juan Bonilla a la entonces rectora Trinidad Fernández”, añadió.

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir