Diócesis de Arecibo dio la voz de alerta

Una fuente allegada a la investigación, mostró a EL VOCERO dos documentos en los que el vicario general orientó a los padres de la supuesta víctima sobre la obligación de notificar los casos a las autoridades cuando se trata de un menor
sacerdote
Por Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO 4:10 am

Un día después de que los padres denunciaron ante la Iglesia alegados actos de abuso contra su hijo, la propia Diócesis de Arecibo los orientó para que notificaran a las autoridades civiles sobre las acusaciones en contra del sacerdote Ovidio Pérez Pérez.
           
Una fuente allegada a la investigación, mostró a EL VOCERO dos documentos―con fecha del 20 de febrero de 2014― en los que el vicario general de la Diócesis de Arecibo, Luis A. Colón Rivera, orientó a los padres de la supuesta víctima sobre la obligación que tiene la Iglesia de notificar los casos de abuso a las autoridades cuando se trata de una víctima menor de edad.
           
“Conforme a la entrevista del 19 de febrero de 2014 en la que se alega conducta impropia por parte del padre Ovidio Pérez Pérez… le expresamos que conforme al Derecho Canónico y al Procedimiento de la Conferencia Episcopal es imperativo que usted notifique a las autoridades civiles”, reza la carta del vicario general.
           
“Sin embargo, y ante el hecho de que usted expresó deseo de no dilucidar este asunto ante las autoridades civiles, es nuestra responsabilidad ante la ley canónica y el procedimiento antes mencionado notificar a las autoridades”, agrega el religioso en la misiva.
           
Mientras, en el otro documento, con fecha del 20 de febrero de 2014, el vicario general, informó a la Policía de Puerto Rico sobre la denuncia hecha por los padres del menor.
           
De otro lado, EL VOCERO supo mediante una fuente allegada a la familia del menor que un periodista acudió al colegio donde estudia su hijo para buscar información sobre el caso.
           
“La familia no quiere que el asunto salga del foro eclesiástico”, indicó la fuente.
           
En entrevista con este rotativo, el asesor legal de la Diócesis de Arecibo, Frank Torres Viada, denunció que tras la publicación del caso en la Prensa y la visita de periodistas al colegio del menor, “existe una preocupación genuina de que las autoridades están filtrando información a la prensa y están violando el nivel confidencialidad que tienen las autoridades para con estas víctimas”.
           
En tanto, otro de los asesores legales de la Diócesis de Arecibo, Jesús Peluyera, desmintió ayer que la Iglesia haya llegado a un acuerdo con la familia de la supuesta víctima del sacerdote Pérez Pérez para frenar posibles demandas, tal y como publicó un rotativo de circulación general.
           
“Es totalmente falso y no tiene ningún fundamento. Ni el obispo de Arecibo (Daniel Fernández), ni su representación legal, ni ninguna persona autorizada por éstos, ni con su conocimiento, ni consentimiento alguno, ha ofrecido cantidad de dinero alguna, ni ha llegado a acuerdo económico alguno, ni nada parecido, con la alegada víctima del sacerdote de Corozal (Pérez Pérez), ni con su familia, ni a través de terceros”, sentenció el abogado a través de un comunicado de prensa.

Yennifer Álvarez Jaimes, EL VOCERO

Graduada de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras con nueve años de experiencia como periodista en prensa escrita, radio y televisión.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir