Diócesis no tendría que entregar documentos de víctimas adultas

El más alto foro judicial delineó unas guías para que el Tribunal de Primera Instancia atendiera el caso.
Tribunal_Supremo_Fachada004
Por Stephanie Gómez Álvarez, EL VOCERO 4:22 pm

La Diócesis de Arecibo no está obligada a entregar información de las víctimas de abuso sexual mayores de edad al Departamento de Justicia, si estas no están de acuerdo.

Así se desprende de la decisión del Tribunal Supremo, que revocó la decisión del juez Ángel Pagán Ocasio, del Tribunal de Primera Instancia, que ordenaba a la Diócesis entregar los expedientes sin que se pudiera proteger la intimidad de las presuntas víctimas de abuso sexual adultas que solicitaron confidencialidad.

El más alto foro judicial delineó unas guías para que el Tribunal de Primera Instancia atendiera el caso. La decisión contó con el favor de los jueces Rafael Martínez Torres, Mildred Pabón Charneco, Roberto Feliberti, Edgardo Rivera García y Erick V. Kolthoff Caraballo. De otro lado, Liana Fiol Matta, Anabelle Rodríguez Rodríguez, Luis Estrella Martínez y Maite de Oronoz, disintieron.

En primer lugar, Tribunal Supremo le solicitó al Tribunal de Primera Instancia determinar si el Estado puede obtener la información requerida a la Diócesis por otros medios de forma que no se violente la libertad de culto. De no existir otro medio, el Tribunal de Primera Instancia debe examinar los expedientes para determinar si las declaraciones hechas por las presuntas víctimas están protegidas por el privilegio de las reglas de evidencia para confesiones. Además, ordenó a determinar cuáles de las víctimas eran menores al momento de hacer la denuncia y cuales eran adultas.

Una vez se examinen los expedientes, el tribunal ordenará la entrega de información sobre aquellas víctimas que eran menores de 18 años al momento de la denuncia, tal y como dispone el protocolo de la Iglesia Católica seguido por la Diócesis de Arecibo para procesar varias denuncias en contra de miembros del clero.

En el caso de las presuntas víctimas adultas, la Diócesis de Arecibo deberá notificarles del requerimiento de información del Estado y, dichos adultos tendrán derecho a objetar la entrega. En caso de que estos objeten la entrega de la información requerida, el Tribunal emitirá un ‘injuction’ dejando sin efecto los requerimientos de información hechos por la fiscalía de Arecibo para así hacer valer el derecho a la intimidad de esas víctimas adultas.

Finalmente, el Supremo dispuso que en ningún caso se entregará al Estado documento o porción de documento alguno referente a como la Iglesia Católica o las personas que atendieron estos asuntos, resolvieron los mismos.

Stephanie Gómez Álvarez, EL VOCERO

Editora de la página web ElVocero.com y profesora universitaria graduada del Departamento de Comunicación de la Universidad de Sagrado Corazón.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir