Director FBI critica sistema de justicia estatal

Carlos Cases critica el manejo de casos como los de Efraín Rivera Ramos, Alexander Candelario y Lashaun Casey
IMG_3872.jpg
Director del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Carlos Cases. EL VOCERO / Agustín Santiago
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 3:46 pm

“¿Señor juez administrador (del Tribunal de Caguas Lind O. Merle) cómo usted le dice a los familiares del agente (Joaquín) Correa Ortega que Efraín Rivera Ramos no es un individuo peligroso?”.

Ese fue el cuestionamiento del director del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Carlos Cases, al juez Merle, luego de que el magistrado asegurara que el proceso en el que Rivera Ramos fue
declarado no procesable, se hizo a tono con las reglas de procedimiento criminal. Rivera Ramos es sospechoso del asesinato del policía Correa Ortega ocurrido el pasado lunes en Humacao. En el incidente resultó herido el sargento Víctor Pérez.

En el 2011 Rivera Ramos fue acusado en el foro estatal por cargos de sustancias controladas. Este fue evaluado por los peritos Rafael Cabrera y Yamilka Rolón quienes determinaron que no era procesable por tener una enfermedad mental y que no era peligroso. El juez Danny

López acogió la conclusión de los peritos. “Lo que el juez administrador de Caguas no dice es que en noviembre de 2012, Rivera Ramos fue arrestado durante una intervención vehicular en posesión de una pistola chipeá y cargadores. Como si esto no fuera suficiente, el año pasado, agentes de la Policía de Puerto Rico detuvieron a Rivera Ramos en una residencia. Durante el arresto se preocupó por decirle a los agentes que tuvieran cuidado con la pistola que le acababan de ocupar porque estaba chipeá y disparaba muy rápido, Rivera Ramos se preocupó de que los agentes no se hicieran daño con su
pistola chipeá”, afirmó Cases.

Las declaraciones de Cases se produjeron durante una rueda de prensa para informar sobre el arresto de los propietarios de la armería “The Lawman Gun Shop” en Bayamón por presuntamente participar en un esquema de fraude de licencias de portar armas de fuego junto al abogado Antonio Peluzzo Perotín, acusado por estos hechos en diciembre pasado. Cases observó que el miércoles Rivera Ramos fue acusado en el foro federal por posesión de un arma automática en relación a su detención del 2013 y por ayudar y asistir a una persona convicta por delito grave por el incidente que llevó a la muerte de Correa Ortega y en el que resultó herido Pérez. Rivera Ramos y otro de los implicados en el tiroteo Jean Carlos Velásquez Vázquez se encuentran ingresados en el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo (MDC, por sus siglas en inglés).

El funcionario también criticó el sistema judicial estatal en relación a los casos de los convictos Alexander Candelario Santana -autor de la masacre de La Tómbola- y de Lashaun Casey, quien asesinó al agente encubierto Jesús Lizardi Espada. Ambos fueron sentenciados a cadena perpetua luego de que los jurados de sendos casos no pudieran ponerse de acuerdo para que fueran sentenciados a la pena de muerte.

Recordó que en el foro estatal Candelario Santana fue sentenciado a 12 años de cárcel por asesinar a 12 personas y que sólo cumplió seis años. Mientras, que Casey fue sentenciado a cumplir 50 años de prisión por varios delitos violentos, incluyendo violación y secuestro. Expuso que por algún motivo que se desconoce un juez del Tribunal de Fajardo enmendó la sentencia de Casey y lo dejó libre en probatoria. Asimismo, indicó que estando en probatoria Casey fue acusado por violencia doméstica, asesinato en primer grado y agresión. Ninguno de estos casos prosperaron en los tribunales de Puerto Rico.

“Lo que a mí me llama la atención es que en los casos de Candelario Santana y Casey, el sistema le falló al pueblo de Puerto Rico. Pero este mismo sistema se aseguró que George López fuera sentenciado a 12 años de cárcel por arrastrar a la yegua Milagritos hace unos años”, afirmó.

“Esto fue un crimen horrible que nada lo justifica, pero cómo es posible que Candelario Santana haya cumplido seis años de cárcel por 12 asesinatos y Casey haya cumplido cinco años de una condena de 50 y a López lo hayan sentenciado a 12 años de prisión. A caso la vida de una yegua vale más que 12 vidas y la dignidad de una mujer? A veces pienso que vivimos en Macondo”, puntualizó Cases.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir