El agua: enemigo del cabello

Por Yomaris Rodríguez, EL VOCERO 4:00 am
Se descubrió que el cobre contenido en el agua genera porosidad en el pelo, horquetillas, nudos, le quita brillo y destruye su proteína natural.
pantene
Suministrada.

Así como lo leyó en el título, científicos han encontrado que el proceso de oxidación del cabello aumenta por el cobre, encontrado en el agua. Si bien este elemento químico es esencial para el cuerpo y es importante en la producción de un pelo saludable, las fibras pueden absorber cantidades excesivas que atacan las proteínas del cabello y lo debilitan con el tiempo.

Es precisamente el pelo severamente maltratado el más afectado porque absorbe mayor cantidad de cobre, aumentando el daño. Estos hallazgos fueron encontrados por científicos del Instituto de Investigación de Cabello de Pantene, quienes analizaron más de 6 mil centímetros de cabello de 98 féminas en nueve países y cuatro continentes, descubriendo cobre en todos independientemente de la raza, tipo de pelo y país.

Para visualizar fácilmente el proceso de oxidación, piense cuando corta una manzana y después de varios minutos se torna color marrón porque se oxida.

“La oxidación debilita el cabello de adentro hacia afuera. Con el paso del tiempo destruye la estructura proteica del cabello, que está compuesto un 80 por ciento por proteínas”, explicó la doctora Verónica Sánchez, directora de comunicaciones científicas de la categoría de cuidado del cabello de Procter & Gamble (P&G) para Latinoamérica y los mercados hispanos en Estados Unidos.

Cabe mencionar que la oxidación también se genera con el uso de tintes, plancha y tratamientos para el cabello que generan radicales libres.

“El agua es un villano. Cada vez que lavas el cabello pones más cobre en la hebra y generas mayor daño. Pantene lleva más de 60 años estudiando el cabello y no se había prestado atención al tipo de daño causado por la oxidación diaria. El cobre genera un círculo vicioso que genera porosidad en la hebra y por ahí entra más cobre, se ve en la cutícula y llega a la corteza, rompiendo más fácil el cabello, tiene mayor horquetillas, nudos y no se ve brilloso”, abundó esta científica venezolana, quien integra hace 20 años los equipos de investigación y desarrollo de P&G.

¿Y qué hacer si el agua es necesaria para el aseo? En ese sentido, Pantene recurrió a la física cuántica para encontrar una solución y descubrió su nueva tecnología Antioxidante (EDDS, por sus siglas en inglés). Esta molécula EDDS atrae el cobre como un imán y lo reduce, ayudando a prevenir la formación de radicales libres y reduciendo la fractura y erosión de las proteínas vitales del pelo.

“Esta nueva tecnología se enfoca, captura y ayuda a neutralizar el exceso de impurezas de cobre en el cabello, minimizando así la formación de radicales libres y ayudando a prevenir el daño oxidativo para proveer una nueva dimensión de cabello saludable”, destacó.

Para beneficiar a quienes utilizan los productos de Pantene, se incluyó esta tecnología Antioxidante en todos los champús de sus colecciones, en lugar de crear una nueva. Para comparar los efectos de reducción de cobre, se hizo un estudio clínico en el que participaron mujeres con ojos vendados y el cabello dividido a la mitad y se les lavó un lado con champú con la tecnología y el otro sin ésta. Este arrojó que la tecnología reduce la acumulación de cobre en el cabello en comparación con el champú sin ella, preservando la estructura proteínica del cabello y su salud.

“A medida que se aumentan las lavadas (con la tecnología Antioxidante) se incrementa la disminución del daño del cobre. Esto se traduce a un pelo con menos horquetillas y menos freeze. Esto es un hallazgo súper importante porque nadie piensa que el agua pueda traer estas impurezas, que repercuten en cómo lucen. Esta tecnología funciona en todo tipo de cabello que es atacado por el cobre para liberar radicales libres”, puntualizó.

Temas:    • 


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir