El caso de Samoa

"Lo que no está claro del alegato es si nacer en Puerto Rico, para asuntos de la ciudadanía americana, es equivalente a nacer en los Estados Unidos"
estadidad 2
EL VOCERO / Archivo
Por Mario Ramos Méndez 4:30 am

En el caso de Tuaua v. United States, litigándose ante la Corte de Apelaciones de Washington D.C., referente al derecho a la ciudadanía americana por nacimiento de parte de los habitantes de Samoa, el Secretario de Justicia de los Estados Unidos expone en su alegato, entre otras cosas, lo siguiente: “In fact, Congress affirmatively acted to bestow automatic, birthright citizenship on:  (1) Puerto Rico, 8 U.S.C. § 1402; (2) the Panama Canal Zone during its period as a U.S. territory, 8 U.S.C. § 1403; (3) pre-statehood Alaska, 8 U.S.C. § 1404; (4) pre-statehood Hawaii, 8 U.S.C. § 1405; (5) the U.S. Virgin Islands, 8 U.S.C. § 1406; (6) Guam, 8 U.S.C. § 1407; and (7) the Commonwealth of the Northern Mariana Islands, Pub. L. No. 94-241, § 301, 90 Stat. 263, 265-66. Thus, it was action by Congress that granted citizenship to the citizens of the unincorporated, outlying territories, not mere exercise of authority by the United States Government over its physical territory”.

Llama la atención de este alegato que Puerto Rico, como lo es Guam, las Islas Vírgenes y las islas de Mariana del Norte, es considerado un territorio de los Estados Unidos y la ciudadanía americana de sus habitantes fue mediante legislación congresional en cada uno de sus casos y no por haber nacido en alguno de los cincuenta estados de la Unión. Lo que no está claro del alegato es si nacer en Puerto Rico, para asuntos de la ciudadanía americana, es equivalente a nacer en los Estados Unidos. Para otros juristas que han acudido como amigos de la corte la doctrina del jure soli, que equivale a nacer en el lugar, dentro de los límites geográficos de la Nación, es aplicable a los territorios, que incluye a Puerto Rico, y al caso de Samoa por igual.

El demandante samoano, Lene Tuaua, sostiene en su alegato que la cláusula de la ciudadanía de la Constitución de los Estados Unidos de América, entiéndase la Décimocuarta Enmienda, es aplicable a los habitantes de Samoa, y que cualquier ley o política pública que establezca el gobierno federal que les niegue el derecho a ser ciudadanos americanos a la gente de Samoa viola la constitución. Según Tuaua, el texto de la enmienda es claro: “All persons born or naturalized in the United States, and subject to the jurisdiction thereof, are citizens of the United States and of the State wherein they reside”. Lene Tuaua sostiene que Samoa está sujeto a la jurisdicción de los Estados Unidos, como reza en la enmienda. Esto sin contar que esta isla del Pacífico tiene el porciento de personas más alto en el servicio militar de cualquier jurisdicción en los Estados Unidos.

Los samoanos luchan por la ciudadanía americana, la que definió Earl Warren como “el derecho básico de un hombre para tener derechos (Véase Pérez v. Bronwell. Earl Warren, Opinión Disidente). Ellos luchan por lo que nosotros tenemos. Sin embargo, si el tribunal favorece a Lene Tuaua y establece que nacer en Samoa es como nacer en los Estados Unidos, para propósitos de la ciudadanía americana, algo quedará trunco para los que residimos en Puerto Rico y los demás territorios; tendremos el derecho básico para tener derechos, según Warren, pero no tendremos los demás derechos que de ella se derivan.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir