El desgarrador final de joven que murió por droga sintética

Tras su muerte, familiares decidieron donar los órganos
muerte
Facebook @Connor Reid Eckhardt
Por ElVocero.com 1:45 pm

Los padres de un joven que murió después de fumar marihuana sintética hicieron realidad el último deseo de su hijo: donar sus órganos tras su muerte. Ahora la familia ha emprendido una campaña para alertar sobre el peligro de estas drogas.

Devin y Veronica Eckhardt, de California, Estados Unidos, nunca imaginaron que un día iban a ver cómo el corazón de su hijo era transportado a bordo de un helicóptero debido a que, en caso de morir, el joven había pedido donar sus órganos vitales, informó el diario ‘Los Angeles Times’.

El corazón transportado era el de Connor Eckhardt, un joven de 19 años, que falleció el pasado jueves tras fumar un tipo de marihuana sintética conocida como ‘spice’.

“El fin de semana pasado Connor, por presión de unos conocidos, fumó esta droga pensando que era segura, pero nunca más despertó”, relató el padre del joven.

El ‘spice’ es una droga sintética, también conocida como K2, que consiste en una variada mezcla de hierbas y compuestos cannabinoides sintéticos que producen sensaciones similares a las de la marihuana.

Sin embargo, las hierbas y los compuestos químicos del ‘spice’ varían, imposibilitando a los usuarios saber lo que están fumando y en qué concentraciones, explicaron los médicos.

“La gente no se da cuenta de lo peligrosas que pueden ser estas drogas, que llegan a ser hasta mil veces más fuertes que la marihuana tradicional”, aseguraron los expertos citados por ‘Daily Mail’.

Las sustancias desconocidas del K2 hicieron que el joven californiano se quedara dormido e impidieron que el oxígeno le llegara al cerebro, que comenzó a inflamarse. Eso llevó al joven a entrar en un estado de coma.

Connor fue declarado clínicamente muerto cuando estaba en el hospital. Los médicos no pudieron determinar las sustancias presentes en su organismo debido a que no hay manera de rastrearlas por la variación de los componentes del K2.

Tras la muerte de Connor, sus familiares consintieron donar los órganos, ya que ese era su deseo en vida. Además, los padres crearon una cuenta en Facebook donde comparten fotografías de la vida y muerte del joven. Esperan que su trágica pérdida sirva de advertencia a otras personas sobre los peligros que conlleva el consumo de marihuana sintética.

“Nuestro hijo tomó la fatal decisión de fumar un producto llamado K2 o ‘spice’, por lo cual Connor quedó clínicamente muerto. Esto no es un juego, por favor ayuden a combatir estas drogas […] nuestro hijo murió después de fumar marihuana sintética. Esta sustancia peligrosa es legal. Ayúdennos a salvar más vidas al compartir este mensaje”, se puede leer en el perfil de la red social creada en honor al joven.

Fuente: RT Actualidad

ElVocero.com

Equipo de redactores de ElVocero.com


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir