El diseño en la gastronomía

queriendo crear un junte entre el diseño y la gastronomía, tres profesores de Arquitectura, Miguel Miranda, Jorge Méndez y Drew Merkle, desarrollaron el concepto del taller de verano titulado “Play with your Food: Arquitectura + Gastronomía”
Jonathan Melendez-Davidson y Paola Gonzalez "The Unconventional Delicacies".
EL VOCERO / Agustín Santiago
Por Adriana Vélez León, EL VOCERO 4:00 am

 

Muchos pensarán que la Arquitectura es un campo que meramente se enfoca en el diseño y construcción de estructuras como, por ejemplo, un edificio. Pero sepa que el campo va mucho más allá, incluso se expande a lo que es el ámbito gastronómico.

 

Con esto en mente y queriendo crear un junte entre el diseño y la gastronomía, tres profesores de Arquitectura, Miguel Miranda, Jorge Méndez y Drew Merkle, desarrollaron el concepto del taller de verano titulado “Play with your Food: Arquitectura + Gastronomía”.

 

“A mí me interesaba mucho el tema de la comida y hace mucho tiempo estaba pensando combinar el concepto de diseño y comida y entonces en ese momento cuando los tres estábamos sentado hablando sobre cómo podíamos generar algo que tuviera que ver con Puerto Rico y lo que está pasando en la escena gastronómica y empezamos a hablar sobre la idea”, mencionó Miranda.

 

El mismo se llevó a cabo del 30 de junio hasta el 11 de julio de este año y fue el primero de este tipo celebrado en la Isla. Además, fue parte del componente de los “Visiting Schools” del Architectural Association de Londres en alianza con la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico y La Escuela Hotelera de UPR Carolina.

 

El ron fue el tema central de este taller, ya que según explicó Miranda, “entendíamos que el ron es una material bien pertinente a Puerto Rico, pero que no ha sido explorada tanto”.

 

El taller tuvo una duración de dos semanas en donde un total de 16 estudiantes de diseño y Arquitectura tuvieron la oportunidad de visitar bodegas, destilerías, restaurantes y barras para aprender sobre el proceso de cocinar, destilación y añejamiento del ron, mixología, empaque, entre otros temas. Algunos de los lugares visitados fueron la destilería Bacardi, Destilería Serrallés, Barrilito y Rones de Puerto Rico. Además, visitaron el restaurante Augusto, en Miramar y Mi Casa de José Andrés, en Dorado, donde los chefs dieron talleres enfocados en la parte gastronómica.

 

De hecho, la parte gastronómica del taller y confeccionar la idea conceptual al plato fue el mayor reto para los estudiantes ya que muchos no tenían experiencia previa en la cocina.

 

“Ellos no tienen experiencias cocinando, entonces era bien interesante verlos en la cocina. Esos son los retos que ellos tenían que trabajar porque ellos no están acostumbrados a trabajar con esos materiales. Como diseñadores ellos querían hacer unas cosas y entonces tenía que venir la ayuda de algún chef o alguien que supiera de cocina para ayudarlos técnicamente. Fue chévere verlos progresando”, dijo Miranda.

 

Durante la segunda semana del taller, ya realizada la investigación y el diseño en mente, los estudiantes confeccionaron su producto enfocado en el ron. Para esto los estudiantes tuvieron disponible las facilidades de cocina de la Escuela Hotelera de Carolina.

 

Como resultado, los estudiantes generaron ideas y propuestas sobre cómo consumir el ron, nuevas formas de mezclar el alcohol, como parearlo con comida, entre otros resultados.

 

Los estudiantes Jonathan Meléndez y Laura González crearon “The Unconventional Delicacies”, el cual es un merenguito compuesto con base de clara de huevo y piel de limón al que le colocaron encima piel de pescado caramelizada con una infusión de azúcar y ron.

 

“Nos dimos cuenta que hay muchas recetas compuestas de bi productos y cuando fuimos a varios restaurantes vimos que muchas de las cosas que no les gustaba, como la piel del pescado, la botaban y decidimos hacer algo con esos productos que muchos consideran basura”, comentó Meléndez.

 

Por otro lado, José Néstor Rodríguez y Laura Jiménez Bustel trabajaron con “Rumedy”, un concepto psicológico dentro de su experimentación con el ron y la comida. Los estudiantes decidieron “utilizar el ron como remedio, como medicina”.

 

“Nos fuimos en ese aspecto porque el ron primordialmente tiene más mala fama que quizás buena fama y hemos aprendido que está todo este proceso detrás que no hay por qué desaprovechar la experiencia de disfrutar el ron por las consecuencias que tiene. Estábamos llevando una investigación de qué alimentos podíamos combinar para neutralizar el efecto que tiene el etanol-un componente del alcohol-para disfrutar el ron, pero neutralizando a la misma vez el efecto que tendría en la persona”, mencionó Jiménez.

 

Para todos los interesados, sepa que el año que viene se celebrará nuevamente este taller, pero con otro tema central. Según mencionó Miranda, podría ser el tema de freír o asar.

 

Adriana Vélez León, EL VOCERO

Periodista en prensa escrita graduada de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir