Continuar a ElVocero.com

El ELA como fuerza centrífuga

Llama la atención que entre las fortalezas mencionadas está, la situación política de Puerto Rico
capitolio
Por Mario Ramos Méndez 4:02 am

La Junta de Planificación de Puerto Rico ha publicado su más reciente investigación sobre el asunto de la emigración. Los hallazgos son en nada halagadores. El análisis de la investigación revela una serie de factores; Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas, que explican los cambios demográficos. Veamos.

Entre las fortalezas, según los analistas de la Junta, está que Puerto Rico cuenta con una fuerza laboral altamente capacitada y competitiva. La diáspora puertorriqueña mantiene lazos con Puerto Rico. Proceso de retorno se facilita por nuestra situación política. Puerto Rico tiene un sector manufacturero grande y competitivo con potencial para el desarrollo de nuevos productos y nuevos empleos. Posición geográfica estratégica y clima que es favorable para la inmigración de personas de los Estados Unidos. Infraestructura moderna que puede ser favorable para la inmigración de personas de los Estados Unidos.

Llama la atención que entre las fortalezas mencionadas está, la situación política de Puerto Rico. O sea, que que según la Junta el que Puerto Rico esté bajo la bandera americana, las leyes aprobadas en el Congreso tengan aplicabilidad en nuestra jurisdicción y los puertorriqueños sean ciudadanos americanos es un activo, no un obstáculo, para el desarrollo de la isla.

Las oportunidades a desarrollarse, según la Junta están; diseñar estrategias para la atracción de profesionales y técnicos de la población hispana en Estados Unidos y la comunidad internacional para satisfacer la demanda laboral. Desarrollar el concepto de Puerto Rico Campus del Caribe para readiestrar servidores públicos para un ambiente multicultural y multilingüe y desarrollar profesores multilingües. Diseñar estrategias para la atracción de profesionales y técnicos de la población hispana en Estados Unidos y la comunidad internacional para satisfacer la demanda laboral y ampliar los incentivos economicos para permanecer y mudarse a Puerto Rico.

De su faz, se desprende que el desarrollo de estas oportunidades incidirían dramáticamente en la personalidad cultural del puertorriqueño.

Las debilidades derivadas del factor migratorio, la Junta enumeró las siguientes; altas tasas de emigración en mujeres y hombres en su edad productiva y condición física óptima. Reducción en la natalidad debido a que los que emigran están en edad reproductiva. La población que se queda en Puerto Rico son principalmente adultos mayores (60+), causando un aumento en la dependencia. No existen datos adecuados para medir y estudiar las necesidades y la conducta de la población migrante. Cultura del estado benefactor ha fomentado la poca participación laboral y la migración.

Es elocuente como las personas en edad productiva están abandonando a Puerto Rico y como la población envejeciente ha seguido aumentando, lo que hará de Puerto Rico un pueblo de envejecientes. Esto tendría repercusiones negativas en la economía.

Las amenazas son drámáticas; existe la posibilidad de que en el futuro exista una fuga de talentos. La emigración representa la pérdida de ingresos fiscales. La emigración pudiera generar una reducción en el PNB y una reducción en el número de profesionales en áreas técnicas, particularmente ingeniería y matemáticas.

Los resultados de la investigación no cuentan el impacto que tendría sobre Puerto Rico la apertura de Cuba. Un factor que sería davastador. Sin embargo, esta investigación nos revela que el argumento que el ELA es lo mejor de dos mundos ha sido una de las grandes mentiras de la historia.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir