El hombre detrás del simio

Andy Serkis quien interpreta al inteligente animal en ‘El Planeta de los Simios’ gracias a la tecnología ‘motion capture’, también es el protagonista de ‘Lord of the Ring’ y ‘King Kong’.
Andy 1.jpg
Foto suministrada
Por Fabián Waintal, EL VOCERO 4:15 am

Muy pocos famosos podrían caminar tranquilamente por una convención de fanáticos de revistas cómics como Wondercon. Pero nadie realmente reconoce a Andy Serkis, aunque él sea el verdadero protagonista de los personajes más famosos de Hollywood.

La verdad, sería imposible reconocerlo, a menos que una computadora lo transforme en el verdadero ‘Gollum’ de ‘Lord of the Ring’, King Kong o el inteligente simio ‘Caesar’ de ‘El Planeta de los Simios’, tal cual como en el cine. Porque es él quien realmente está detrás de cada uno de esos personajes, gracias a la moderna tecnología Motion Capture, donde una computadora capta los movimientos de su actuación para transformarlo en un personaje completamente diferente. Y gracias a la magia del periodismo, pudimos traerlo a la normalidad, entrevistándolo sin ningún efecto de computadora.

¿Cómo funciona realmente el sistema ‘Motion Capture’ para capturar la actuación de un actor y transformarla en un personaje completamente diferente en el cine?
En la primera película de ‘El Señor de los Anillos’ teníamos 25 cámaras y para la tercera película ya había 52 cámaras grabando mis movimientos por unos puntos que me ponen en el cuerpo. Esos puntos controlan desde la computadora la imagen que después aparece en el cine como ‘Gollum’, ‘King Kong’ o ‘Caesar’ de ‘Planeta de los Simios’. Es como construir una escultura en tiempo real. Si yo me muevo, el personaje se mueve, porque controlo físicamente al personaje, por completo.

¿Hay alguna diferencia entre la actuación normal de un actor que aparece en cámara, con la representación que una computadora transforma en el chimpancé ‘Caesar’ del ‘Planeta de los Simios’ o ‘King Kong’?
La técnica de ‘Motion Capture’ es un trabajo de actuación completo y me fascina el hecho que podamos conseguir esta clase de trabajo, como una puerta para otras formas de actuación. Literalmente puedo representar cualquier criatura que se te ocurra, sin importar el tamaño físico o como se vea. Con escanear cualquier forma en la computadora, con el cuerpo se puede controlar esa imagen, utilizando la técnica de actuación para entrar en la mente del personaje. Es realmente increíble poder construir un camino así en la actuación.

¿No se siente incompleto el trabajo de actor cuando interpreta roles tan importantes, sin recibir el total reconocimiento?
No me ponen maquillaje, no llevo vestuario, pero la actuación sigue siendo la misma, en cierta forma estoy mucho más expuesto. Por supuesto, parte de la actuación involucra explorar un personaje donde solemos agregar bastantes aspectos de nuestra personalidad, debajo de un microscopio, tratando de hacerte llorar o reír. Ese es el trabajo del actor y todos lo hacemos en formas diferentes para lograrlo. ¿Si creo que hay alguna diferencia en actuar como un simio o personajes así? Yo creo que no hay diferencia, para nada. Si tuviera que actuar como un hombre que se separó de su familia o un jovencito que su padre lo dejó porque está en la cárcel, la actuación sería igual. El cambio, claro, es que interpreto un simio, pero con metáforas de la condición humana.

¿Se da cuenta que habiendo hecho personajes tan famosos, más allá de no mostrar su rostro en las actuaciones, hay países donde ni siquiera lo escuchan… cuando doblan su voz a otro idioma?
Bueno, por suerte no fue el caso de ‘Caesar’ en ‘El Planeta de los Simios’ donde en la primera película apenas decía “no” y “casa”. Pero sí, cuando estaba haciendo ‘El Señor de los Anillos’ conocí al japonés que también interpretaba a ‘Gollum’ y ‘Sméagol’. Y los dos jugamos entre nosotros a hablar como el personaje y fue increíble. Sin sonar para nada racista, su versión de ‘Gollum’ era muy diferente (imita el japonés). Fue fantástico. Pero es lo que pasa cuando nuestras voces están dobladas a otro idioma.

¿Y alguna vez vio sus películas dobladas al español?
No, nuca las vi, me encantaría verlas en español, pero solo vi una en alemán y la otra en japonés. Nunca escuché mi voz doblada al español.

¿Le gustaría que lo reconozcan más en la calle?
Me reconocen en la calle, mucho más de lo que espero, porque interpreto los mejores personajes de Hollywood completamente anónimo.

Aunque no tenga que demostrar su acento británico, con los personajes extraños que suele protagonizar, Andy Serkis nació en Londres, Inglaterra, el 20 de Abril de 1964. Con el padre trabajando como médico en Irak, Andy pasó los primeros diez años de su vida, viajando entre Bagdad y Londres. Y fue en esa época que se inclinó por el lado artístico del dibujo y la pintura, imaginando un futuro como escenógrafo. Estudió artes visuales en la Universidad de Lancaster y por un tiempo trabajó en diseños de escenografía, hasta que le ofrecieron un personaje de la obra de teatro ‘Gotcha’, que transformó su futuro, trabajando en más de 14 producciones teatrales.

Habiendo pasado por los escenarios ingleses más importantes, el cine lo transformó literalmente cuando Peter Jackson aprovechó su buena actuación, para convertirlo en el pequeño ‘Gollum’ de ‘El Señor de los Anillos’, con los efectos especiales de una computadora. Pero la actuación era en un 100% Andy Serkis. Y cuando llegó la hora de dirigir ‘King Kong’, Jackson no dudó en llamarlo de nuevo para interpretar al gorila más famoso de Hollywood. Y aunque lo premiaron por la original actuación en la Asociación de Críticos de Toronto, en la Academia del Oscar ni siquiera quisieron considerarlo, por no aparecer en la pantalla. También hizo algunas películas donde apareció delante de las cámaras, como el rol de ‘Richard Kneeland’ de ‘13 Going on 30’ con Jennifer Garner o el personaje de ‘Alley’ en ‘The Prestige’ con David Bowie. Pero Andy volvió al éxito de la mezcla de su actuación con efectos gráficos en el clásico chimpancé ‘Caesar’ de la nueva versión de ‘El Planeta de los Simios’ que ahora vuelve con una segunda película, con otro grande como Gary Oldman… que tampoco tiene un Oscar.

¿Es verdad que los estudios de cine trataron de conseguir que lo nominen varias veces al Oscar como Mejor Actor de Reparto… aunque nunca aparece en la pantalla?
Todo empezó con la segunda película de ‘El Señor de los Anillos’, que abrió un enorme debate si mi trabajo es realmente considerado como una actuación. Es verdad que muchas partes de mi personaje la crea el equipo de animación y efectos especiales. Y ellos recibieron el premio por su trabajo que es increíble. Y el debate es donde comienza y termina mi trabajo como actor. La psicología de la voz, todo sobre la actuación, incluyendo las expresiones son mías. Se puede reconocer mi cara en ‘Gollum’, igual que en el rol de ‘César’. Y los directores también piden a los animadores que copien exactamente mi actuación.

¿No le molesta que la Academia del Oscar no reconozca su trabajo como una buena actuación, ignorando cualquier postulación para una posible nominación donde ni siquiera lo pueden llegar a votar?
Sin quererlo, terminé siendo el líder de una revolución sobre la discriminación de los actores que trabajamos en trajes de ‘motion capture’. Insisto, mi trabajo está filmado por diferentes cámaras y lo importante es entender la percepción que se logra. Por eso, más allá de cualquier premio o reconocimiento, sería bueno entenderlo desde nuestra propia comunidad de actores, pero también en toda la comunidad del cine. Lo curioso es que el público es el más informado y la generación de actores más jóvenes, gente que creció con este estilo de cine lo entiende porque ellos mismos juegan a ser avatares en videojuegos. No tienen ningún problema en entender que uno pueda convertirse en algo completamente distinto. Uno no deja de ser actor, por el hecho de usar una cámara diferente. Eso es lo que yo siento.

¿Pero al menos no obtuvo el mejor premio cuando Peter Jackson en cierta forma lo nombró como el verdadero ‘Señor de los Anillos’ y le regaló el anillo que usaron en la película?
(Ríe) Es verdad. Peter (Jackson) me dio el verdadero anillo que usaron en las primeras dos películas de ‘El Señor de los Anillos’, como un regalo muy especial, sí. Elijah Wood creo que recibió el otro anillo que usaron en la última película.

¿Dónde lo guarda?
En una lata (ríe). No pude encontrar ningún lugar interesante para mostrarlo, porque… es difícil.

¿Arriba de la cabeza de un Oscar quedaría bien?
(Más risas) ¡Sería un buen lugar!

¿Y qué tipo de trabajo es más difícil? ¿Interpretar ‘Gollum’ de ‘El Señor de los Anillos’ o ‘Caesar’ de ‘El Planeta de los Simios’?
Déjame pensar… ¿Tenemos tiempo? Supongo que sería justo decir que ‘Caesar’ siempre fue un desafío, porque con ‘Gollum’ uno sabe donde está, habla todo el tiempo y te dice lo que siente. Pero ‘César’, en la primera película ni siquiera decía más de dos palabras. Y en esta película tuve que mostrar muchas más emociones y el desafío fue articular su voz. Tuvimos que ensayar muchísimo para encontrarle la lógica a la forma que habla. Y es una combinación básica de la vocalización de los monos combinando los gestos y el lenguaje de señas, que ‘Caesar’ aprendió y le enseño a los simios.

¿Se sintió como la actuación de una película de Chaplin?
En cierta forma sí, porque muchas de las escenas con los simios son completamente mudas. Y después, en la historia, cuando se vuelve mucho más filosófico, fue mucho más difícil lograrlo, para no mostrarlo tan humano.

Con la nueva película de ‘El Planeta de los Simios’, sin villanos en el medio, la historia retoma diez años después, con la civilización de simios mucho más organizada, mostrando el enfrentamiento con seres humanos, donde ‘Caesar’ es el único que tiene características del simio y los humanos.

¿Qué otros cambios hubo en el personaje del mono ‘César’, desde la última película, hasta la nueva versión?
Pasaron diez años desde la primera película y la vida es mucho más complicada. Hablo del personaje, claro, no mi vida (ríe) aunque mi vida también es bastante complicada… Pero no, a ‘Caesar’ lo vimos crecer desde bebé, creyendo que era un humano y en la adolescencia se siente rechazado por la humanidad y por eso se refugia con un grupo de chimpancés, gorilas y orangutanes, un grupo completamente separado. Y en esta segunda película, vemos que se convirtió en el líder, pero tampoco gobierna con un puño de acero. Escucha, valora las opiniones de los demás y toma en cuenta el lado humano con el que creció. Es un padre, tiene un hijo adolescente que lleva otras complicaciones, tiene una esposa, es un hombre de familia.

¿Y hay muchos actores detrás de los otros simios de la película, o los representa una sola persona… además de la computadora?
En esta película hay actuaciones brillantes que también actúan como simios. Y en el lado humano, también, está Gary Oldman… imagínate.

¿La filmación en un lugar como Nueva Orleans tuvo algún impacto en la filmación?
Pasamos momentos maravillosos. Amo Nueva Orleans, es una ciudad extraordinaria para filmar una película. Más allá de las dificultades de filmar con un 100% de humedad. Digamos que el olor de vómitos y la mala cerveza de Bourbon Street no es la mejor y nuestro olor con trajes de franela con 30 grados de calor tampoco era bueno. pero volvería a esa ciudad, sin pensarlo. La música es fenómena, soy un fanático del jazz. No dudaría en volver.

Fabián Waintal, EL VOCERO

Fabian Waintal comenzó a escribir profesionalmente a los 16 años en su natal Argentina. Se trasladó a Los Ángeles en 1990, donde ha residido desde entonces, especializándose en entrevistas de corte internacional, particularmente relacionadas al mundo cinematográfico. Ha cubierto los premios Oscar por 25 años y ha sido productor ejecutivo de la transmisión internacional de televisión de los premios de la Academia en dos ocasiones.Ha entrevistado a destacadas luminarias del cine como Brad Pitt, Johnny Depp , Katy Perry, Tom Hanks , Jennifer Aniston, George Clooney , Angelina Jolie, Leonardo DiCaprio y Cameron Diaz , por mencionar algunos.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir