El muscle car más potente de todos los tiempos

Dodge prepara un monstruoso Challenger de 707 caballos de fuerza
VSV080800c Dodge
Por Andrés O'Neill, Jr., Al Volante 4:00 am

En el 1957, Boeing introdujo el 707, el avión al que se le acredita haber iniciado “la era del jet”. Marcó el “antes y después” de las líneas aéreas y fue tan buen avión, que a pesar de que dejaron de producirlo en el 1994, esos tres numeritos todavía son usados como un sinónimo de aviones.

Para el 2015, los dígitos 707 regresan, aunque no como designación de un avión. Sí vendrán para identificar algo que definitivamente volará bajito, pero no es un avión. El 707 que se acerca hace referencia al total de caballos de fuerza de un modelo muy  maquiavélico del Dodge Challenger que saldrá para el 2015. Se llama Challenger SRT Hellcat o “gato del infierno” y su potencia es así mismo: infernal, diabólica. Bueno, como que tiene 707 caballos de fuerza.

Es gracias a un supercharger que el motor Hemi V8 de 6.2 litros del Hellcat se dispara a un caballaje tan descomunal. El torque también sube a unas 650 demoledoras libras de presión. Es tanto torque, que durante un arranque, muy bien podría dejar un hoyo en la brea. Son números que pertenecen a la élite de los superexóticos deportivos. Bueno, como que el Hellcat se queda corto del Lamborghini Aventador por tan sólo tres caballitos. El F12 Berlinetta, el modelo de producción no híbrido más potente que jamás haya fabricado Ferrari tan solo tiene 33 caballos más. Así que este brusco americano de Detroit está de tú a tú con los exóticos de Italia.El Hellcat genera tanta potencia que hasta tiene una manera de aminorarla en caso de que tenga que manejarlo otra persona que no sea el dueño. Hace unas semanas estuve en la oficina de Ricardo García, el gerente general de Chrysler en Puerto Rico (y de hecho, fue él quien me contó sobre la existencia de este monstruo) y me explicó que el Hellcat viene con dos llaves: una roja y una negra. La roja suelta toda la furia infernal de los 707 caballos de fuerza. La negra, pues, sirve para poner en práctica ese verso del Padrenuestro que dice: “no nos dejes caer en tentación”. Pues para evitar que un hijo o un empleado del valet parking, peque con los 707 caballos, se le entrega la llave negra que instantáneamente limita el caballaje a 500. ¡Ja! Eso es todavía más potencia que la de un Porsche 911 GT3, un Corvette Stingray, un Audi R8 y un Maserati Gran Turismo. Con 500 caballos todavía son muchísimas las tentaciones en las que uno puede caer.

Próximamente, y en exclusiva, Al Volante tendrá un encuentro con este nuevo monstruo de Detroit.

 


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir