Emprendimiento tecnológico para el desarrollo económico

Expertos aseguran que hace falta apoyo de la banca
empresarismo
Suministrada.
Por Alana Álvarez Valle, EL VOCERO 4:00 am

El apoyo de la banca local, así como de inversionistas de capital es uno de los factores más importantes para que el emprendimiento tecnológico se convierta en una alternativa real de desarrollo económico.

El empresario y conferenciante Carlos R. Cobián expresó que a pesar de que Puerto Rico cuenta con el talento y las iniciativas para crecer este segmento del empresarismo, todavía no se reconoce como una fuente capaz de generar altos ingresos, grandes empleos e innovación, como ocurre en otras economías.

Se entiende como emprendimiento tecnológico el desarrollo de ‘software, ‘hardware’, ‘aplicaciones’, productos ubicados en la nube y dispositivos que generan energía, para mencionar algunos.

“Ahora mismo las empresas puertorriqueñas tradicionales, pequeñas o medianas, están compitiendo por el mismo pedazo de pastel que se ha reducido en los últimos años. Se están canibalizando. Pero hay otras iniciativas basadas en las plataformas tecnológicas, que aprovechan el auge de la Internet, de las redes sociales y los dispositivos móviles, que facilitan la prestación de servicios integrales y la creación de productos de vanguardia”, declaró Cobián.

“Esta es mi apuesta. Creo que en Puerto Rico siempre ha dependido de la manufactura y de las empresas foráneas, turismo, agricultura. Pero todo esto está basado en lo local, no piensan en la exportación, que desde Puerto Rico se puede conquistar el mundo”, continuó.

Cobián, quien es socio Co Fundador de Wireless Idea y autor del portal cobianmedia.com ‘Espacio para emprendedores’, explicó que este modelo necesita tolerancia al riesgo, que no se penalice por si el primer intento fracasa.

“El otro modelo está probado. La lavandería está probada porque la gente siempre necesita que le laven o planchen la ropa, igual que los restaurantes, los salones de belleza y demás. Pero en las empresas tecnológicas comienzan con hipótesis que hay que validar. A lo mejor los primeros supuestos los puedes validar con usuarios o un grupo focal, pero para probar las otras necesitas lanzar el producto o servicio”, relató.

El empresario manifestó que en el curso de probar el producto puede darse el fracaso. Luego se corrige lo que esté mal y se vuelve a lanzar. Ese proceso puede tardar años y tener pérdidas. No obstante, Cobián señaló que una vez se demuestra su valía la curva de ganancias es exponencial.

El experto mencionó que todavía se criminaliza a las personas que fracasan y por eso la banca es conservadora con este tipo de inversión, porque la consideran de alto riesgo, a pesar que es de alto rendimiento.

“Aquí se quejan de que no hay empleos, pero en Silicon Valley en California no hay gente. Nosotros estamos graduando ingenieros y programadores y se van, cuando aquí se necesitan desarrolladores de ‘software’”, reconoció.

“Esto no es una solución inmediata, es a largo plazo. Es una nueva alternativa, un cambio de modelo económico para el futuro, que mientras más rápido se adopte mejor”, recalcó.

Cobián asegura que en el País hay “talento de sobra” en especial de jóvenes con ideas innovadoras. Sin embargo, como hay poca educación empresarial, no saben por dónde empezar. Por esta razón, el empresario se dedica a dar seminarios y a escribir en su página web lecciones para que conozcan cómo lanzarse al desarrollo de su producto.

“Para parafrasear al autor Bill Aulet, los emprendedores somos como los piratas, porque estamos medios locos, pero con la ejecución de un Navy Seal, disciplinados”, subrayó.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir