En otro rol Pamela

La estelar capitana de las Montañeras de Morovis es también, fuera de la cancha, la nueva gerente de mercadeo de las moroveñas
vd0807047-rosado-45pc
Los días han cambiado un poco para Pamela Rosado que ha hecho de la oficina su segunda cancha. (EL VOCERO/Itza Caldera)
Por Yamaira Muñiz Pérez, EL VOCERO 5:00 am

Pamela Rosado es la cara de las Montañeras de Morovis en el Baloncesto Superior Nacional Femenino (BSNF) dentro y fuera de la cancha. Literalmente.

No tan solo porque es la capitana del quinteto moroveño, sino porque antes de ponerse las tenis y sudar el uniforme, Rosado se pone los tacos y se viste de ejecutiva para cumplir con su otro rol dentro del equipo: gerente de mercadeo.

“Estoy buscando chavos. Esa es la parte que me toca. Molestando a la gente para que nos auspicien y así cubrir los gastos de las jugadoras y el cuerpo técnico”, explicó Rosado, quien milita con Morovis desde 2008 y ha sido galardonada con el premio de la Jugadora Más Valiosa del BSNF en 2010 y 2013.

Como los equipos deportivos sobreviven, precisamente, de los auspiciadores, el nuevo apoderado del conjunto, el doctor Gustavo Albizu Angulo, confió a su estelar armadora ‘vender’ la imagen del equipo fundado en 2006 y que en ocho temporadas ha conquistado un campeonato y cuatro subcampeonatos.

“Ella es la cara principal del equipo de las Montañeras y me pareció importante que ella fuera la que tuviera ese contacto directo porque los equipos viven de los auspiciadores”, destacó Albizu Angulo.

Cuando surgió la oportunidad en marzo, Rosado estaba sin trabajo luego de laborar como facilitadora de Educación Especial en la Escuela Dr. Pedro Albizu Campos de Quebradillas.

Y aunque para la veterana jugadora de 28 años la encomienda ha sido “cuesta arriba” reconoce que la novedosa estrategia ha rendido sus frutos.

“Tengo gente que me ha dicho que no, pero han sido más los resultados positivos que negativos. Es más difícil que le digan que no a uno que a cualquier otra persona”, comentó con candidez la joven natural de Quebradillas, quien admitió que aunque nunca ha tenido experiencia en el área del mercadeo recurrió a los consejos de su papá y a “un poquito de labia” para convencer a los auspiciadores.

“Ha sido difícil por el tiempo (de crisis) que estamos viviendo y, además, que el baloncesto femenino no todo el mundo lo apoya, pero sí te puedo decir que los comercios aquí en Morovis nos han ayudado y han dicho presente. No en cantidades grandes, pero con un poquito se llega a lo que queremos. Tenemos pueblos como Orocovis, Manatí, Ciales, Quebradillas y Arecibo que también nos han apoyado”, agregó.

Rosado, quien fue parte del Equipo Nacional que conquistó la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez 2010 y en los Juegos Panamericanos 2011 en Guadalajara, México, reconoce que su mayor satisfacción es que las jugadoras estén contentas.

“Poco a poco hemos logrado que el equipo esté bien y que todos reciban su dinero y estén al día”, dijo.

Pese a que ejerce su nuevo rol durante el día, Rosado reconoce que cuando llega a la cancha José ‘Pepe’ Huyke de Morovis su mente está puesta en el trabajo.

“Te tengo que decir que antes del primer juego vi los rótulos (de los anunciantes) mal puestos y le dije al doctor: ‘Están mal puestos. Hay que arreglar eso’. Y me puse histérica porque ahora yo soy la cara. Pero ya en el juego me lo saco del sistema”, puntualizó.

Yamaira Muñiz Pérez, EL VOCERO

Graduada de la Universidad Internacional de la Florida en Periodismo Multimedia y de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, en Historia. Con experiencia como oficial de prensa en el Departamento de Recreación y Deportes de Bayamón y Guaynabo, y colaboradora especial de ESPN Deportes La Revista.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir