Encontrados en la traducción

Tanto jugadores como el cuerpo técnico de la Preselección entienden que los problemas son escasos para comunicarse entre español e inglés
vd0721030- basket 60p C
Leonel Arill le da instrucciones en inglés a Matt López durante los entrenamientos de la Preselección. EL VOCERO/Eric Rojas
Por Jorge Figueroa Loza, EL VOCERO 11:46 am

Entre ‘botes’ y ‘colocados’, Francisco ‘Paco’ Olmos imparte instrucciones en castellano a la Preselección en el tabloncillo del coliseo Roberto Clemente.

Debajo del canasto, Leonel Arill eleva su mirada hacia los espigados delanteros convocados para traducir a inglés las órdenes del valenciano.

La escena entre idiomas se repite constantemente durante el entrenamiento.

“Uno se acostumbra. El inglés de San Lorenzo todavía sobrevive”, resaltó jocosamente Arill.

El estadístico y escucha del combinando patrio, junto al resto de cuerpo técnico, tienen la tarea de transmitir el mensaje de Olmos a los jugadores de descendencia puertorriqueña y escaso español en su vocabulario que buscan formar parte de la Selección Nacional, una que por años tiene el lenguaje anglosajón latente.

Pero desde hace un año, los ’12 magníficos’ tiene como dirigente a un español con una jerga que ha puesto a los jugadores a pensar dos veces las órdenes.

“Estamos aprendiendo español”, dijo entre risas el base José Juan Barea. “Al principio me tomó por sorpresa. No sabía que un ‘bloqueo directo’ era un ‘pick and rol’. Pero aprovecho porque también practico más el inglés para la NBA”, añadió le integrante de los Timberwolves de Minnesota.

“De todos modos, tenemos que aprender español. Estoy al día con el ‘Rosetta Stone’”, expresó, por su parte, Ramón Clemente, integrante de los Indios de Mayagüez y nacido en Nueva York. “Una vez me dijo (Olmos) una jugada y no entendí una palabra e hice otra. Pero, por la mayor parte, los entrenadores traducen y si están lejos tus compañeros te ayudan. Te pones al día con los gestos y la terminología del baloncesto”, agregó el delantero fuerte, que en sus tiempos en la liga de Israel aprendió hebreo.

Al igual que Clemente, Kevin Young, Matt López, Alexander Franklin, Devon Collier y John Holland pasan por el filtro del español a inglés.

No sufren tanto, ya que los locales se comunican con ellos en su idioma cuando corren jugadas en cancha durante las prácticas.

Y la dinámica no es nueva para Carlos Morales, asistente técnico de Olmos, y quien en numerosas veces estuvo al mando de la Selección Nacional.

“Antes todo era en inglés. Era más fácil. Tenías a Raymond Dalmau, Orlando Vega, Jerome Mincy y Raymond Gause. Ahora pues una de 10 palabras que dice ‘Paco’ hay que explicarlas. Pero la dinámica sigue igual”, comentó.

En el grupo faltaría Renaldo Balkman, aún activo en la final del Baloncesto Superior Nacional (BSN). Si Shabazz Napier y Maurice Harklees dan el sí a Puerto Rico pasarían por lo mismo cuando se unan a la Preselección rumbo al Mundial.

Empero, Olmos no es todo español, ya que, según, Arill, prefiere dirigirse a ellos en inglés personalmente fuera de la cancha.

“En la mayor parte intento modificar mi vocabulario y lo entiendan. Me amoldo”, precisó también técnico de los Cangrejeros de Santurce.

Ya en la acción del juego, todos concordaron en que en el tabloncillo solo se habla un idioma: baloncesto.

“No es un problema para mí. Estoy acostumbraos al lenguaje del baloncesto. Todo fluye ahí adentro”, resumió Holland.

Jorge Figueroa Loza, EL VOCERO

Graduado de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, y con certificación en la Universidad del Sagrado Corazón en periodismo digital. Casi una década de experiencia en coberturas deportivas tales como Juegos Centroamericanos y del Caribe, Series del Caribe, Clásico Mundial de Béisbol, Centrobasket y carteleras de boxeo en Las Vegas, entre otros.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir