Continuar a ElVocero.com

Entre la filosofía y el papel de inodoro

Las Pruebas Puertorriqueñas revelaron que nuestros hijos reflejaron un desastroso 47% de aprovechamiento en Español, 30% en Matemáticas, 46% en Ciencia, e Inglés 42%. ¿Estos resultados deben complacernos como país?
Escuelas_Despues_de_Elecciones002
Por José Castrodad, Ph.D 4:02 am

En esta ocasión, voy al grano:

¿Qué datos o documentos puede presentar el Departamento de Educación para convencer al país que está siendo efectivo en el proceso de enseñanza de conocimientos a nuestros niños y jóvenes, cuando los resultados de las pruebas estandarizadas han sido un desastre por décadas? Por ejemplo: En el 2012, las Pruebas Puertorriqueñas revelaron que nuestros hijos reflejaron un desastroso 47% de aprovechamiento en Español, 30% en Matemáticas, 46% en Ciencia, e Inglés 42%. ¿Estos resultados deben complacernos como país? ¿Qué datos o documentos puede presentar el Departamento de Educación para convencer al país que está participando y siendo efectivo en el proceso de socialización de nuestros niños y jóvenes, cuando continuamos por décadas resolviendo nuestras diferencias con violencia?

Por ejemplo: Desde el 1993, en Puerto Rico, han asesinado sobre 17,000 personas. De acuerdo a lo publicado en un periódico, esto es como si casi la población completa de un pueblo pequeño como Rincón, Florida, Jayuya o Ceiba fuera asesinada en un periodo de 20 años. ¿Estos resultados deben complacernos como país? ¿Qué datos o documentos puede presentar el Departamento de Educación para convencer al país que está siendo efectivo en el proceso de retención en las escuelas, cuando solo 4 de cada 10 estudiantes que se inicia en Primero termina la ruta de educación formativa? Esto es, menos de la mitad. ¿Qué programas o proyectos puede presentar el Departamento de Educación para convencer al país que está siendo efectivo en el proceso desarrollo de las destrezas requeridas en nuestros niños y jóvenes para competir en una economía globalizada, como el desarrollo de las mentalidades de Howard Gardner: Mentalidad disciplinada, sintetizadora, creativa, respetuosa y ética? O en intensificar en el desarrollo de destrezas superiores como el análisis, la síntesis, la aplicación, la comprensión y el pensamiento crítico.

Entonces:¿Qué argumentos puede presentar el Departamento de Educación para convencer al país que, ante las preguntas anteriores y las respuestas insuficientes, está invirtiendo los más de cuatro billones que le asignamos anualmente en algo más allá que pagarles un salario a los cerca de 35,000 maestros y a unos 30,000 empleados de la administración?

Por otro lado, ¿qué programas o proyectos puede presentar el Departamento de Educación para convencer al país que puede mantener el sistema escolar corriendo, con la grama cortada, las escuelas pintadas, sin salideros, sin ratas ni ratones, con papel de inodoro en cada baño, con computadoras, con internet, con…, con… y con…?

¿Qué programas o proyectos puede presentar el Departamento de Educación para convencer al país que lo estará haciendo bien en los años próximos y que se le podrá confiar el futuro de nuestros niños? ¿Qué nos puede decir el Secretario Rafael Román para, finalmente, evitar que pongamos al Departamento al nivel de chatarra como hicimos con la Autoridad de Energía Eléctrica, que la queremos poner patas arriba y hacerla de nuevo?

Responder a todas estas preguntas es un reto y valida la teoría de que escuelas en ese estado, están dedicadas únicamente a la replicación y reproducción de la estructura social, económica y cultural existente, con todas las fallas, injusticias e iniquidades y, tristemente, que no podemos esperar nada más de ellas que eso.
Estas teorías sostienen que las escuelas se han estado utilizando para suplir la demanda por los recursos humanos necesarios para mantener la operación sutil del orden social, económico y cultural tal y como lo tenemos. Y que no debemos esperar que partan cambios sustanciales desde allí. Creo que el secre es una buena persona pero, a juzgar por las preguntas anteriores, la tarea que tiene se le presenta muy cuesta arriba. Creo que el Secre tiene mucha experiencia en los procesos administrativos del Departamento, y eso es bueno, pero toda la tarea, particularmente esa, la de los procesos administrativos, le impide elevar el vuelo para pensar en una nueva educación. Eso le ha ocurrido a todos los Secretarios que han tenido que bregar con el dinosauro.

Ciertamente, los Secretarios se han encontrado siempre en el triste conflicto entre trabajar la filosofía educativa y proveer el papel de inodoro. Pregunto: ¿para qué, el Secre tiene que dedicar tanto de su tiempo en supervisar que las escuelas se mantengan operando, que cuentan con el número de directores y maestros, que haya seguridad, que haya libros y lápices y papel, que haya borradores, etcétera? Eso es tarea de un administrador que ni tiene que saber de educación.

En cambio, el secre tiene que tener el tiempo para las ideas, para la filosofía, la investigación y las innovaciones, para dirigir un grupo, una Junta o un Comité que se dedique a recoger ideas que hayan sido exitosas en otros países y las estrategias de implantación, para pensar en los cambios curriculares, en fin, para crear una filosofía educativa y quien dice si hasta un gran Plan Decenal.

José Castrodad, Ph.D

Periodista, educador y colaborador de El Vocero


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir