Continuar a ElVocero.com

Es momento de eliminar el IVU

"Es evidente que muchos comerciantes se están apropiando del dinero que les paga cada consumidor"
hacienda
EL VOCERO / Agustín Santiago
Por Redaccion, EL VOCERO 4:03 am

Andrés Bosa Matos
@BosaAndres

Puerto Rico cuenta actualmente con el segundo mayor por ciento de impuesto a las ventas entre todos los estados de la nación norteamericana; superado solamente por el estado de California. En total, son cinco los estados que junto a Puerto Rico, ostentan un impuesto de 7% hoy día. Estos son: Indiana, Mississippi, New Jersey, Rhode Island y Tennessee.

Aunque cabe destacar que todavía hay cinco estados que no han implementado un impuesto a las ventas: Alaska, Delaware, Montana, New Hampshire y Oregón. La mayoría de los demás estados, frecuentan un impuesto de entre 4% a 6%, mientras que el estado de Colorado cuenta con un impuesto de 2.9%.

Puerto Rico experimentó por vez primera, su famoso Impuesto a las Ventas y Uso (IVU), para mediados de noviembre de 2006; luego de un acalorado proceso de aprobación, que llevó a los partidos políticos a enfrascarse en una lucha de poder, olvidando a toda costa que era el pueblo y su situación económica, el mayor perjudicado.

Y de ahí, lo que parecía la solución perfecta para superar la crisis fiscal del Gobierno de Puerto Rico, los recaudos hoy día, no alcanzan ni el 45% de lo estimado, convirtiéndolo en una fuente de ingresos adicional para los comerciantes inescrupulosos y tramposos que tiene este país, que lo cobran, pero no lo pagan.

Y no puedo desvincular de esa culpa al gobierno, ya que la obsesión de adoptar un impuesto a las ventas a la ligera, le privó de un análisis adecuado sobre los mecanismos de detección de evasores y sistemas de monitoreo constante en los negocios. El resultado de todo esto ha sido que se ha acentuado la inflación en los productos de consumo.

En los siete años y medio que lleva vigente en Puerto Rico el IVU, justo en diciembre de 2011 fue la primera vez que sus recaudos alcanzaron los 100 millones, representando esto, ventas mensuales de 1,429 millones, lo que en números equivale a 357 dólares por persona, según los habitantes del país; cifra que no concuerda con la actividad económica que tiene la época de Navidad.

Es evidente que muchos comerciantes se están apropiando del dinero que les paga cada consumidor, debido a la falta de procesos sistemáticos eficientes y reportando menos ventas en su planilla mensual de IVU, afectando cada vez más al erario de Puerto Rico e impidiendo que podamos salir de la recesión que atravesamos desde marzo de 2006. La solución coherente: eliminar el IVU.

El autor es profesor universitario, asesor financiero y autor del libro: ¿Por qué somos pobres y ellos son ricos?; de venta en tu librería más cercana.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir