Excusan 41 personas en selección jurado Casellas

Un total de 119 potenciales candidatos regresan mañana al Tribunal Federal
casellas
EL VOCERO/Eric Rojas
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 6:23 pm

Cuarenta y un personas de 160 fueron excusadas durante el primer día de selección del jurado que evaluará la prueba contra Pablo Casellas, acusado en el foro federal por ofrecer declaraciones falsas a agentes federales sobre el supuesto “carjacking” que sufrió el 17 de junio de 2012.

De los 160, deben regresar mañana al Tribunal Federal un total de 119 potenciales candidatos.

Las 41 personas fueron excusadas luego de ser entrevistadas de forma individual y en privado por el juez federal Jospeh Goodwin, los fiscales Michael Gilfarb y Andy Camacho, así como el abogado de Casellas Francisco Rebollo.

Los excusados fueron cuestionados sobre si habían escuchado o leído sobre el caso.

Goodwin decidió efectuar las entrevistas individuales, tras pedir en sala que levantaran la mano todas las personas que sabían del caso. La gran mayoría de los presentes alzó la mano.
En ese momento el juez comentó que no le sorprendía que los potenciales jurados supieran del caso. La prensa no tuvo acceso a los interrogatorios.

El juez también les preguntó sobre la disponibilidad de los entrevistados y 16 personas indicaron que no podían participar como jurados debido a asuntos laborales y otros debido a viajes que ya tienen pautados para esa fecha.

A preguntas del juez dos personas dijeron que no pueden ser jurados. Uno por problemas de ansiedad y el otro por tratamiento psicológico.

Goodwin se mostró jocoso con los jurados. Casellas acudió a sala vestido de civil, ataviado con una camisa azul clara y un pantalón gris. El acusado se mostraba relajado.

De otro lado, Goodwin anunció que el 28 de abril se iniciará el juicio en su fondo contra Casellas.

El 10 de abril de 2013 Casellas fue acusado por un Gran Jurado por tres cargos por presuntamente ofrecer declaraciones falsas a los agentes del FBI en relación al “carjacking”.El pliego acusatorio alega que Casellas “a sabiendas y voluntariamente hizo declaraciones y representaciones falsas, fraudulentas y ficticias” a agentes del FBI de que el 17 de junio de 2012 fue al club de tiro a practicar, “cuando en verdad no fue a practicar tiro al blanco, sino para crear la falsa impresión de que fue víctima de un crimen”.

Asimismo, la acusación indica que el 17 de junio de 2012 agentes de ley y orden de la Policía de Puerto Rico acudieron a una alegada escena de un crimen cercano al Club Metropolitano de Tiro en Toa Baja, en donde Casellas había reportado ser víctima de un crimen.

De igual forma, alega que el 17 de junio del 2012 el acusado informó a los agentes estatales que mientras manejaba por el polígono de tiro para disparar unos asaltantes desconocidos le dispararon por la parte posterior de su vehículo, lo que lo obligó a detenerse. Los asaltantes, quienes le apuntaban con un arma lo forzaron a moverse al asiento del pasajero, le dispararon en el brazo, que escapó a través de la ventana que tenía los cristales rotos y que se escondió de los asaltantes. Casellas dijo que se escondió de los asaltantes.

Casellas indicó a los agentes federales que mientras se mantuvo oculto vio que los asaltantes se llevaron su vehículo (Acura) y posteriormente reportó que los asaltantes le robaron dos armas de fuego del baúl.

El FBI acudió a la escena debido a que el “carjacking” es un delito de jurisdicción federal. El 18 de junio los alguaciles federales entrevistaron a Casellas en su residencia y sostuvo que fue víctima de un crimen.

En el foro estatal Casellas resultó culpable por el asesinato de su esposa Carmen Paredes en hechos ocurridos el 14 de julio de 2012 en la residencia de la pareja en la urbanización Tierralta III en Guaynabo.

Asimismo, fue encontrado culpable por violaciones a la Ley de Armas, destrucción de evidencia y de mentir sobre la comisión de un delito.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir