Facilita la evasión el cobro en efectivo

Hacienda confirma que este método reduce la captación de recaudos
dinero
Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO 4:10 am

Contrario a lo que ha constituido el movimiento mundial hacia el pago en plástico, Puerto Rico ha dado un virazón al incrementar la compra de bienes y servicios con efectivo, lo cual podría estar vinculado con la evasión contributiva y el incremento significativo de la economía subterránea, según analistas y economistas consultados.
En un recorrido realizado por este rotativo se pudo constatar las innumerables oficinas profesionales, principalmente médicas cuyo único medio para pagar es el efectivo. Igualmente gran parte de los servicios de entretenimiento en la Isla, como los cines y las actividades al aire libre tampoco aceptan otros métodos de pagos a menos que se efectúen a través de la Internet.

En Puerto Rico el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) ha luchado por años para que se logre la aprobación de un reglamento o legislación que provea al consumidor la opción de emitir sus pagos por el método que entienda pertinente, sin embargo no han tenido suerte con la misma.

El secretario del DACO, Nery Adames se reafirmó en que debe ser el consumidor quien tenga la discreción de emitir sus pagos como estime pertinente y el comerciante procurar estrictamente que se le pague. “Lamentablemente no hemos recibido la respuesta esperada para la aprobación de legislación o reglamentación a esos efectos pero nos mantenemos en la lucha. Para los comerciantes el aceptar las tarjetas es una conveniencia, principalmente en el área de la seguridad, ya que manejar mucho efectivo los puede hacer foco de robos”, señaló.

En cuanto al argumento del costo adicional que representa a sus operaciones la utilización de tarjetas, ante el cargo que cobran los bancos, aclaró que no es real, ya que el reglamento del Daco les concede la potestad de aceptar tarjetas con un consumo mínimo de $10, no obstante entiende que con un consumo de $5 cubren sin problemas dichos costos bancarios. “Con las tarjetas tampoco tienen que preocuparse porque el pago entra en sus cuentas inmediatamente, con la ventaja que eliminan el riesgo de un asalto. Ante eso el argumento no tiene méritos. Aunque el propósito real de las medidas legislativas no es la fiscalización de los comerciantes, no podemos tapar el cielo con una mano y hay que aceptar que existen algunos sectores comerciales y profesionales que optan por el efectivo como mecanismo para evadir su responsabilidad contributiva, ya que no existe manera alguna de poderse fiscalizar y hacerles cumplir con su responsabilidad social con el fisco y con el pueblo de Puerto Rico”, agregó el Secretario.

En un sentido muy parecido se expresó el contador público autorizado, Jerry De Córdova quien aceptó que el cobro en efectivo de bienes y servicios siempre ha sido un mecanismo que se ha prestado más para la evasión contributiva que el pago con tarjetas de crédito o ATH. “El efectivo ofrece una mayor flexibilidad para aquel que desee evadir contribuciones. Sin embargo, es muy difícil el poder disponer de mucho efectivo, ya que la banca viene obligada a vigilar este tipo de transacción repetitiva, a la vez que hay amplio monitoreo por parte del IRS para velar transacciones repetitivas de mucho dinero en efectivo”, opinó.

Aclaró que cobrar en efectivo no representa evasión estrictamente. Dijo que existen otros cargos bancarios relacionados al uso de las tarjetas que encarecen el servicio y hay comerciantes que para mantener sus costos bajos optan por cobrar solo en efectivo. Como ejemplo mencionó el cine, donde tanto en el área de las taquillas como en la concesión solo aceptan efectivo, lo cual entiende responde a una estrategia para no incrementar el costo en las entradas.

En este particular Robert Carrady, presidente de Caribbean Cinemas aclaró que en algunos de sus cines todavía se acepta el método de pago ATH, al igual que en la compra por Internet. Respecto a la posibilidad de que Hacienda opte por investigar las empresas que cobran en efectivo manifestó que “no quiero emitir comentarios en torno a ese tema”.

Por su parte, el Departamento de Hacienda se reiteró en que utilizan los mismos mecanismos de fiscalización para todos los comercios, tanto los que cobran en efectivo como los que aceptan las diversas tarjetas.

Karolee García Figueroa, Subsecretaria Departamento de Hacienda sostuvo que ciertamente el pago en efectivo afecta la captación de los impuestos en todos los países, pero enti3ende que cada vez más los consumidores y los negocios utilizan medios electrónicos y bancarización para llevar a cabo sus transacciones económicas. “Dado los adelantos en la tecnología, el uso de efectivo ha disminuido comparado con otros métodos de pagos tales como tarjetas de créditos, débitos y transferencias electrónicas. En términos de la función fiscalizadora del Departamento de Hacienda, en distintas unidades, entre ellas el Negociado de Auditoría Fiscal, el Negociado de Impuesto al Consumo y la Secretaría de Inteligencia de Fraude Contributivo, se dedican al análisis, investigación y auditorias utilizando diversos parámetros mediante los cuales se relacionan los gastos informados con los ingresos reportados y se identifican deficiencias donde se imputan ingresos no informados”, explicó.

Aclaró que esas unidades investigativas se nutren, además, de confidencias, operativos, inteligencia de bases de datos y herramientas tecnológicas tales como el IVU Alerta y el IVU Loto que contribuyen a la fiscalización de transacciones tributarias que se realizan con el uso del efectivo.

Agregó que de igual manera, la Ley 117-13 que establece el cobro del IVU en los muelles y el nuevo Portal Integrado del Comerciante (PICO) cuya tecnología permite de forma ágil y eficiente reportar al Departamento de Hacienda el valor de las mercancías al momento de la entrada y pagar el impuesto por medios electrónicos previo al levante de la mercancía fortalecen el brazo fiscalizador de la agencia.

Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO

Graduada de Maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez y egresada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, con más de 20 años de experiencia como periodista en prensa escrita, radial y televisiva.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir