FDA y repostería llegan a acuerdo

Un recurso legal indica que una inspección del FDA reflejó que los productos son mantenidos en condiciones poco sanitarias
juicio
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 1:21 pm

La Agencia Federal de Drogas y Alimentos (FDA), y la repostería Los Genuinos, llegaron a un acuerdo en el cual la empresa manufacturera y distribuidora de mantecaditos y besitos de coco, deberá implementar un programa de control y salubridad.

Así consta en una orden emitida por el juez federal Francisco Besosa, contenida en el expediente electrónico del Tribunal Federal.

Según el acuerdo, la empresa asignará un experto en salubridad que desarrollará un programa para regular la preparación y empaque de los alimentos.

El plan será sometido al FDA para su aprobación.

El experto deberá efectuar inspecciones al establecimiento sobre los métodos y control de salubridad. De ser necesario, el FDA podría efectuar inspecciones al establecimiento.

El acuerdo dispone además la designación de un experto sobre cómo etiquetar los productos.

Este auditor debe notificar al FDA sobre las acciones tomadas para corregir las deficiencias en las etiquetas.
Los Genuinos deben sufragar los costos de supervisión e investigación del FDA.

Se advierte que si un auditor identifica incumplimientos por parte de la empresa, los mismos deben ser corregidos en un término de no más de 20 días.

El acuerdo advierte que si se violan las disposiciones del acuerdo, se ordenaría el cese de la preparación de alimentos. Los alimentos serían sujetos a exámenes.

El juez Besosa mantendrá jurisdicción del caso.

El pasado 20 de marzo el FDA solicitó a Besosa que emitiera una orden de interdicto permanente contra Los Genuinos por incumplir con condiciones de salubridad en la preparación y empaque de los alimentos.

En una demanda radicada por la fiscalía federal, se alega que el propietario del negocio Nicolás Rivera Berríos, viola regulaciones sobre el contenido de los ingredientes en las etiquetas y tampoco ofrece la dirección del negocio, ubicado en la calle Hiram González en Bayamón.

El recurso legal indica que una inspección del FDA reflejó que los productos son mantenidos en condiciones poco sanitarias.

Se alega que el FDA tiene evidencia de que los alimentos son preparados en áreas en la que hay excreta de roedores y telas de araña.

De igual forma, se alegan que los empleados no mantienen prácticas higiénicas para proteger los alimentos.
El FDA afirma que los demandados tienen un largo historial de condiciones insalubres y que sus alegaciones están contenidas en inspecciones que datan del 2011.

Detallan que del 25 de marzo del 2013 al 22 de abril del 2013 hicieron una inspección como seguimiento a violaciones que datan de septiembre del 2012.

Señalan que la etiqueta de Polvorones con Sabor a Almendra indican que tienen almendra y no informan que tienen saber artificial a almendra.

Mientras, que las etiquetas de los besitos de coco y de los mantecaditos no indican la dirección del manufacturero y que solo se informa que fueron procesados en la calle Comerío.

Se alega que durante una inspección entre el 31 de enero del 2014 a febrero del 2014, los agentes del FDA sostuvieron una reunión con Rivera Berríos y le advirtieron sobre las violaciones en la rotulación de los alimentos y sobre las consecuencias por no tomar acciones correctivas.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir