Fiscalía pide no desestimen cargos contra sacerdote por tráfico sexual

El abogado del líder religioso Héctor Guzmán había pedido al juez federal Jay García Gregory que desestimara los cargos de tráfico sexual contra su cliente al plantear que carecen de los elementos necesarios para establecer la alegada ofensa.
173433_sacerdoteEspecial_principal
Por Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO 10:26 am

La fiscalía federa objetó la petición del sacerdote Israel Berríos Berríos, para que se le desestimen los cargos de tráfico sexual de menores que pesan en su contra.

Los fiscales Marshal Morgan y Elba Gorbea argumentaron que los cargos alegados en la acusación son legalmente suficientes porque presentan los elementos esenciales de la ofensa.

El abogado del líder religioso Héctor Guzmán había pedido al juez federal Jay García Gregory que desestimara los cargos de tráfico sexual contra su cliente al plantear que carecen de los elementos necesarios para establecer la alegada ofensa.

Berríos Berríos enfrenta un total de cuatro cargos, dos por tráfico sexual de menores y dos por transportar a un menor para sostener relaciones sexuales. Al momento, la defensa no ha pedido la desestimación de los cargos por transporte de menores para sostener sexo.
En su moción los fiscales afirman que los cargos alegan el período en que presuntamente ocurrió el comercio sexual -21 julio al 30 julio del 2008-.

Exponen que la víctima era una menor de 18 años y que el cargo alegado describe las circunstancias en las que se dio la transportación.

El gobierno rechazó los planteamientos de la defensa de que el ministerio público federal sobrepasó el ámbito de Ley para la Protección a Víctimas de Tráfico Sexual y Violencia del 2000, para expandir el alcance del estatuto.

De otro lado, el expediente electrónico del caso contiene una orden del juez García Gregory en la que informa que el proceso de selección del jurado se iniciará el 21 de agosto ante el magistrado federal Bruce McGiverin. El juicio en su fondo comenzará el 25 de agosto ante García Gregory.

El religioso fue acusado por un Gran Jurado el pasado 8 de mayo de dos cargos por tráfico sexual de menores y dos cargos por tráfico sexual de menores con la intención de que este se prostituyera y cometiera actos sexuales ilícitos.

Berríos Berríos fue arrestado el pasado 13 de mayo por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) en su residencia en Naranjito en compañía de un hombre de 24 años.

El acusado se expone a sentencias de un mínimo de 10 años de cárcel a cadena perpetua.

Según la acusación, el religioso transportó a un joven de 14 y 15 años en varias ocasiones desde Aibonito a Naranjito a sabiendas de que iba a cometer actos sexuales ilícitos.

El carro que utilizaba pertenecía a la Parroquia San José en Aibonito. La acusación alega que del 21 al 30 de julio de 2008, el acusado se llevó al menor a Miami para viajar en el crucero “Majesty of the Seas” por las Bahamas durante cuatro días. El acusado era el padrino y guía espiritual del perjudicado.

En el foro estatal enfrenta dos cargos por actos lascivos.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Periodista con más de 20 años de experiencia. Asignada a la cobertura del Tribunal Federal.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir