Fitch ve probable el impago en la AEE

Según analiza la agencia acreditadora, el reciente acuerdo con acreedores no es suficiente ante la fragilidad financiera de la corporación pública
fitch40p
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO 9:46 am

Para la agencia acreditadora Fitch Ratings ¨cualquier reestructuración que no resulte en el pago total y oportuno¨ de los bonos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), según los términos originales, ¨probablemente resultará en una degradación a C y se llevaría a D una vez se formalice la quiebra.

Ese escenario es ¨probable¨, según el más reciente informe de Fitch, que a pesar del reciente acuerdo de la AEE con sus acreedores y bonistas para retrasar pagos y encarrilar la reestructuración de la agencia fuera de la ley de quiebra criolla, entiende que el incumplimiento oficial con las obligaciones podría llegar.

Fitch mantiene a la AEE en vigilancia negativa y el pasado 26 de junio degradó su crédito hasta CC, ante la expectativa de que se acoja a la quiebra. CC significa que la probabilidad de impago es muy alta, y una nota de D quiere decir que no es posible que los acreedores reciban su pago.

Sobre el acuerdo del pasado jueves y que entre otras cosas nombra un oficial de reestructuración para encabezar todo el proceso de reorganización de la corporación pública, muy similar a las funciones de un síndico, Fitch indicó que esto ¨ofrece un alivio temporal relacionado con el vencimiento de líneas de crédito bancarias de la AEE¨, pero no en el cumplimiento financiero a largo plazo.

En el informe publicado el martes, se indicó que los acuerdos para posponer pagos y cumplir solo con los intereses hasta marzo de 2015, hace muy poco para abordar las clasificaciones de Fitch a largo plazo. Ocurre así, porque se destaca que los ingresos netos de efectivo de la AEE y sus fondos siguen siendo insuficientes para satisfacer el capital de trabajo, el servicio de la deuda y otras necesidades de financiación.

Diferentes aspectos del acuerdo (cuyos principales detalles se mantienen bajo confidencialidad), ¨como el uso previsto de los fondos de reserva para el pago del servicio de la deuda sugieren, en opinión de Fitch, que una reestructuración financiera sigue siendo probable¨.

En general, Fitch estima que el desempeño financiero de la AEE sigue siendo débil. Por ejemplo, al cierre del año fiscal 2014 el pasado 30 de junio la AEE reportó ganancias antes de intereses y amortizaciones de $781 millones y una pérdida neta de $267 millones, cantidad que estuvo por encima de la pérdida presupuestada que era de $161 millones.

A esto se añade que en el último año fiscal la venta de energía registró un -3.6% y la disminución de clientes fue de -1.5%. Mientras, las cuentas por cobrar representan el 25% de los ingresos y existe ¨falta de voluntad para aumentar las tarifas de electricidad¨.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Editor de la sección de Economía del periódico EL VOCERO.


Noticias Relacionadas

Nuestras Voces


Nuestras Voces

Subir